11 de febrero de 2015

LA TRAVESÍA DEL LÍDER POLIVALENTE

Conferencias, cursos y seminarios en Liderazgo: fungestar@gmail.com
Segunda parte de la obra.
PRÁCTICA Y NUEVO CONTEXTO
A. LA TRAVESÍA DEL LÍDER POLIVALENTE
Autor Fabio Alberto Cortés Guavita


Este el nombre con el cual se ha designado este proceso: la TRAVESÍA de los Líderes Polivalentes, es la etapa para reinventar las organizaciones, es una  Travesía hacia lo desconocido, desde las teorías del Empoderamiento, la Reinvención y el Presencing plasmadas en cuatro grandes etapas con un Producto Final: LA VISIÓN POLIVALENTE PARA EJECUTAR LA ESTRATEGIA SOBERANA.

La TRAVESÍA de los líderes se plantea como punto de confluencia, de llegada y de partida, ir y venir. Viajar a la sima del mundo subyacente y emerger a la cima del triunfo, a la cúspide de la luz, la verdad y el poder. Punto de llegada, punto final de un proceso de descubrimientos de ese mundo subyacente de la organización para CREAR en la cima, la Visión Polivalente que ejecutará la reinvención en una primera fase y punto de partida como el inicio, con las bases sentadas para la EJECUCIÓN de dicha TRAVESÍA desde lo estratégico y doctrinal, de lo administrativo y financiero de la organización. Travesía  que ejerce como cierta, la autoridad suprema de cara al futuro de la organización considerando que es un derecho frente al devenir y teniendo en cuenta que más que un derecho es el poder adquirido en el proceso creativo dado por el ser desde los descubrimientos realizados en el contexto oculto hasta la creación y ejecución.

TRAVESÍA empoderada al decir de Ricardo Matamala  “Asumamos este reto en su verdadera dimensión y no dejemos pasar la hermosa posibilidad que tenemos de replantear muchos paradigmas que nos impiden ser arquitectos de un nuevo futuro, de nuestra propia vida”

La TRAVESÍA debe estar presta a encarar los cambios ante lo imprevisto, con base en un control permanente se podrán detectar las condiciones de cambio, eso es tener pensamiento contingencial, por eso La TRAVESÍA debe ser flexible y creativa, ejemplo:

“Deportista estrella es aquel que apoya el plan básico, aplicando altas dosis de habilidad para crear jugadas imprevistas y desestabilizar el esquema del competidor”

TRAVESÍA de los líderes de la organización, de los equipos de trabajo, a quienes se les ha reconocido su poder, es el ser es quien tiene ese poder para decidir las acciones a realizar, La TRAVESÍA  tiene el poder de guiar el devenir de la organización y al estar empoderada por valores, todo lo descubierto y todo lo creado se plasma bajo un proceso de reinvención con un eje transversal pleno y total; a diferencia de los Valores Supremos de la Doctrina Suprema, los valores específicos para cada una de las etapas del proceso son valores que guían a los integrantes de los equipos de trabajo, valores que tienen que ver tanto con la moral y la ética de las personas como con los valores de reputación profesional y la ética de los negocios.

TRAVESÍA de los líderes que debe hacer sinergia con la Doctrina y la Utopía, apalancada en pasos empoderados, haciendo consistencia con pasos de reinvención con un eje transversal dado por VALORES. Percibiendo, presenciando y dándose cuenta de dónde están los puntos ciegos  para conectar las brechas; desde lo ecológico, lo social y lo espiritual del ser y de las organizaciones.

Esta TRAVESÍA no es tarea fácil, es un camino para el cual hay que estar preparado, por ello el Líder Polivalente debe disponerse a afrontarla con valor, es la aceptación de un reto, la mejor manera de reinventar su proyecto de vida integrándolo al proyecto de la organización en la que desarrolla su accionar bajo unas nuevas reglas de juego, que deben se alteradas por él mismo.

Esta línea de argumentación se podría quedar al garete  si no se comprende a cabalidad La TRAVESÍA del Líder Polivalente y cuál es el contexto en donde desarrolla su proceso. En primer término se debe aceptar que dicho liderazgo se da desde los valores y principios como fundamento de su esencia, valores que son ineludibles para enfrentar la travesía, apalancados en su CARÁCTER, ese que gana las guerras que el talento compromete o el miedo entrega. Aquel que no tiembla nunca, que no sede jamás y que unido a su talento de da la posibilidad  del aprehender, de apropiarse del conocimiento y derrotar el miedo a lo desconocido.

Las etapas que se plantean más adelante son los pasos necesarios para ver cómo debe reinventarse y entender la dimensión del reto. Quién obliga a reinventar, de dónde proceden esas necesidades de cambio revolucionario, cómo enfrentar  la situación a través de la planeación, la necesidad de saber liderar dichos procesos y la manera de comunicarlos.

La TRAVESÍA de los líderes  recoge en cuatro etapas, como parte sustantiva de la obra, una nueva forma de ver, de  entender y de hacer los planteamientos ideológicos y estratégicos de las organizaciones del futuro, teniendo en cuenta que el futuro es HOY. En esta parte se fundamentan los elementos necesarios para sacar avante una propuesta ecléctica, holística y estructurada con base en el Ser y sus Valores. Las cuatro etapas de la TRAVESÍA de los líderes polivalentes son: Develando lo subyacente, Alterando la cultura interna, Facultando a  los colaboradores y Cocreando la autonomía, con un  eje transversal de Valores y con un producto final, la CIMA del trabajo denominada VISIÓN POLIVALENTE PARA EJECUTAR LA REINVENCIÓN, para llevar a la praxis los resultados de la TRAVESÍA.

"El hombre no es la más majestuosa de las criaturas, antes incluso que los mamíferos los dinosaurios eran decididamente más espléndidos. Pero él posee algo que los demás animales no tienen: un caudal de facultades que por sí solo, en más de tres millones de años de vida, le hizo creativo. Cada animal deja vestigios de lo que fue; sólo el hombre deja vestigios de lo que ha creado"

Este pensamiento de J. Bronowski  plasmado en la serie EL ASCENSO DEL HOMBRE permite introducir la siguiente analogía, por medio de la cual se significa de una manera sencilla  lo que puede ocultar ese mundo subyacente en las organizaciones.

Una Compañía de Teatro presenta obras de excelente cartel, un director especializado en Europa, unos actores de primera línea con experiencia comprobada, un vestuario de la mejor calidad, una utilería de fantasía y un estruendoso fracaso. Cada uno de los responsables de la puesta en escena cumplía a cabalidad sus funciones, el vestuarista, el utilero, el carpintero, todos, el luminotécnico empleaba siempre luces grisáceas que crearan una especie de penumbra en el escenario para lograr un halo de misterio en las escenas.

El director recoge las críticas de los asientes, de la prensa especializada y encuentra que no se siente a gusto con el ambiente escénico, pero no comprende de dónde viene esa inconformidad, llama a vestuario hace cambiar los ropajes de los actores, nada, ese cambio no da resultados, noche anoche, el público acepta a regañadientes esos cambios, pero nadie puede dar razón por el origen, los motivos, causas o circunstancia por la cuales se naufragaba. El Director sentía alegría con sus pequeños cambios progresivos, da órdenes, hace cambiar  ahora el mobiliario y la utilería hace pintar todo de diversos colores y de nuevo se siente por unos días algo de aceptación, pero pasas u n poco de tiempo y la inconformidad es mayor. Llega hasta cambiar los actores a ver si logra lo que el público quiere pero no lo consigue. Cambia de obra y la constante es un nuevo fracaso, definitivamente sus cambios no funcionan.

La compañía de teatro no está conforme con lo realizado por el director, los gastos se han aumentado excesivamente y no se logra nada de fondo, lo despiden y llega un nuevo Director que retoma todos los elementos, reflexiona a fondo  y toma una decisión disruptiva, hay que indagar a fondo, escrudiñar en el pasado, detectar cual o cuales has sido los paradigmas que no han dejado irrumpir de manera exitosa a la Compañía. Decide tomar todos los riesgos y propone hacer un viaje hacia lo desconocido, realiza La Travesía del Líder Polivalente y después de un tiempo la sorpresa para todos es grande.

El origen de todo lo acaecido se encuentra con una serie de situaciones que nadie previó y nadie sospecho siquiera, la fuente principal del problema está en algo sencillo en la iluminación del escenario en el cual se recrean las obras de teatro. Es el contexto el que da el color a todo lo que hay en el escenario, no son los colores del vestuario, ni la utilería, menos los actores o las obras presentadas. El contexto, en este caso la iluminación es quien altera todo lo que ve el público y no el director ni nadie de la Compañía detectó la situación. 

Una vez detectado el problema por el nuevo Director es éste con su equipo de trabajo quienes alteran el contexto creando nuevas sensaciones en el público, la luz ahora es acorde a cada una de las escenas y de las situaciones propias de la cada obra, esa nueva luz ilumina ahora en nuevo contexto, las escenas de las diversas obras.  Fue el ser quien detectó el problema y es él y solamente él quien puede alterar el contexto, no mejoraron las luces sencillamente las cambiaron totalmente.

Llegó el momento de iniciar la Travesía hacia lo desconocido.



Publicar un comentario

Mis viajes por el mundo

BUENOS AIRES