30 de enero de 2015

GÉNESIS DEL COLECTIVISMO MUTUALISTA -. PIONEROS ARGENTINOS

Conferencias, cursos y seminarios en Liderazgo: fungestar@gmail.com

3.  GÉNESIS DEL COLECTIVISMO MUTUALISTA
3.2.  LOS TRABAJADORES INDEPENDIENTES Y EL ESPÍRITU MUTUALISTA
Autor. Fabio Alberto Cortés Guavita


LA ASOCIACIÓN INTERNACIONAL MUTUALISTA, AIM para entrar en el estudio acerca de los trabajadores en primer término dio una definición: "El trabajador independiente es cualquier persona que ejerza una actividad profesional determinada, de manera exclusiva, sin estar vinculado mediante un contrato de trabajo o de alquiler de servicios"[1] El estudio de la AIM tomó tres puntos básicos a saber:

Era oportuno continuar la cobertura social de los trabajadores independientes y fomentar los organismos pertinentes. No era apropiado extender a los trabajadores independientes los regímenes obligatorios de seguridad social aplicables a los trabajadores asalariados. Los interesados debían gestionar ellos mismos los distintos riesgos excluyendo cualquier injerencia de las autoridades públicas que pidiera provocar una nacionalización del sistema.

Esa idea tuvo tropiezos con los diferentes gobiernos de Europa y las diversas legislaciones se enfrentaban en unos casos, finalmente se impuso en la mayoría de países que los trabajadores independientes deberían estar bajo el régimen oficial cuando había una legislación establecida y en otros legislar de manera especial para proteger a dichos trabajadores, finalmente en el año 1967 cesó el trabajo de AIM al respecto, orientando el trabajo hacia los sistema de seguro obligatorio y de otro lado la misma AIM se dedicó a otros temas de importancia para Europa, como eran los problemas sociales europeos y las relaciones con los medios médicos.

Lo interesante es ver como el mutualismo ha tratado siempre de proteger al trabajador en cualesquiera de sus formas de realización o ejecución laboral. El otro tema que se ha tomado es el del espíritu de la mutualidad.

Al tomar el tema de la filosofía mutualista siempre hubo preguntas que resolver: "¿Existía verdaderamente tal filosofía mutualista? ¿Estaba afectada o podría verse afectada dicha filosofía por una crisis profunda?" se preguntaban en AIM según la obra citada.

La respuesta no fue fácil y solamente después de varios años de debate en diciembre de 1960 se llegó a una definición que delimitara el campo de acción de la mutualidad en el ámbito de la seguridad social:

Forman parte del marco de la Mutualidad y sus actividades, cualquiera que sea su estatuto jurídico, todas las agrupaciones desinteresadas de personas físicas animadas por un espíritu de generosidad, ayuda mutua y solidaridad, y cuyo objetivo tienda a lograr, en un ambiente fraternal:

- Una protección parcial o total, tan amplia como sea posible, de sus miembros y sus familias contra todos los riesgos sociales.- Una mejora de su nivel y condiciones de vida;- Una contribución a su bienestar y su promoción social.

- La actividad de dichas agrupaciones, que debe gestionarse libremente respetando las normativas nacionales y observando los principios democráticos, se basa en el esfuerzo de cada miembro consiente de los principios de responsabilidad y reciprocidad que constituyen los fundamentos de la institución.

Esta definición tuvo todo tipo de opositores, que veían como en cada uno de los países se tenían particularidades propias que impedían una declaración única para la mutualidad internacional, esto llevo a desistir de una orientación filosófica en Europa. Tema que será retomado años más tarde por la propia AIM como se verá más adelante.

3.3. MIGRACIÓN DEL MUTUALISMO A LATINOAMÉRICA

Vale aquí una digresión, para ver qué había ocurrido entre tanto en América a donde el mutualismo había llegado ligado a la historia del trabajo y a los sectores de medianos y escasos recursos. A América el mutualismo llegó con las migraciones y encontró acunamiento entre los artesanos, que veían en esta forma de organización la posibilidad reivindicativa y se desarrolló en ámbitos de asistencia sanitaria y social, con relativo éxito gracias a los atrasos de la legislación de protección social obligatoria, que alcanzaba en la vieja Europa. Igual que en otras latitudes.

3.3.1. PIONEROS ARGENTINOS

Comenta la Revista Proyección de la Argentina[2] “... para defenderse y buscar, por sus propios medios, un mecanismo que diera satisfacción a sus necesidades mediante el esfuerzo y la perseverancia. Los que primero experimentaron esa necesidad de agruparse en el Virreinato del Río de la Plata, fueron los inmigrantes, colonos en su mayoría.”

Estos hombres que procedían, inicialmente, de España y de Italia y los que fueron llegando más tarde de Francia, Portugal, Alemania y otros países se integraban en instituciones mutualistas, para fortalecer sus sentimientos patrióticos, conservar sus tradiciones y protegerse de las enfermedades.

Así nacieron en ciudades y poblados de la Argentina, entidades de "socorros mutuos", éste fue generalmente el nombre inicial que en muchos casos aún conservan. Simultáneamente con las mutuales de colectividades nacían también las constituidas por trabajadores de un mismo gremio: zapateros, sastres, tipógrafos, empleados administrativos, y otros.

Antes de 1810 los grupos más fuertes eran los inmigrantes españoles, quienes llegaron con una fuerte influencia social de los montepíos y las cofradías europeas, posteriormente el movimiento migratorio se ve expandido por franceses e italianos que al decir de Víctor Rossetti. Federación de Entidades Mutualistas de la Provincia de Santafé. Ponencia "La experiencia Argentina" presentada en el marco del Seminario Internacional sobre Mutualidades y Cooperativas de Salud. Evento organizado por la CLAT y otras entidades en Bogotá, Colombia, en el mes de junio de 1994. Se incorporaron en movimientos mutualistas especialmente para fortalecer sus sentimientos patrióticos, conservar sus tradiciones y protegerse de las enfermedades Con el trasegar del tiempo las mutuales de Argentina se caracterizan en su mayoría por ser entidades cerradas:

Podríamos afirmar que generalmente, se tratan de grupos de afinidad los que forman parte del grupo de asociados. Es decir, un grupo de personas que tienen una característica común, como por ejemplo desempeñarse laboralmente en algún organismo del Estado o empresa privada. En Revista Proyección ya citada. (En Colombia esta función la desempeñan los Fondos de Empleados y las Cooperativas cerradas)



[1] Liber Memorialis, AIM. Bruselas marzo de 2000.
[2] PROYECCIÓN Nº 47 Revista cuyo material es publicado en :http://www.amdcba.org.ar/
Publicar un comentario en la entrada

Mis viajes por el mundo

BUENOS AIRES