23 de diciembre de 2014

ECONOMÍA INFORMAL Y MUTUALISMO

Conferencias, cursos y seminarios en Liderazgo: fungestar@gmail.com
Serie ECONOMÍA  MUTUALISTA
Episodio 6. ECONOMÍA INFORMAL Y MUTUALISMO
Por Fabio Alberto Cortés Guavita


Si se mira el desempleo con sus cifras cada día más contradictorias frente a lo que es la informalidad y la formalidad del mismo, lleva a la necesidad de ver el planteamiento de la revista Dinero, hace algún tiempo, acerca de la economía informal: "El término "economía informal" abarca una gran cantidad de actividades que tienen en común el hecho de no estar registradas en las cuentas nacionales. Incluye empresas que funcionan por fuera de los registros oficiales, trabajadores de esas empresas y autoempleados, vendedores ambulantes, trabajadores domésticos, trabajadores de tiempo parcial que no se emplean en empresas formales, y muchos otros. El concepto no incluye las actividades ilegales, como la venta de droga ni los ingresos de empresas formales que evaden impuestos"

"Tan solo por su tamaño, la economía informal debería ser foco permanente de análisis y seguimiento en nuestro país. De acuerdo con un reciente estudio del Banco Mundial, en Colombia equivale al 39% del PIB, uno de los porcentajes más altos entre las economías de América Latina, solo comparable con Brasil (40%) y Perú (60%). El trabajo informal está fuertemente concentrado en algunos sectores. Según el Dane, los sectores que presentan la mayor participación de empleo informal son comercio y servicios. El 40% de la población ocupada en comercio es informal, mientras que en servicios es 20,3% y en industria 16,7%"

"Estas cifras son reveladoras y demuestran que la actividad informal es un competidor significativo en un amplio número de sectores. Cifras de la Federación Nacional de Comerciantes, FENALCO muestran que en Bogotá puede haber entre 25.000 y 30.000 vendedores ambulantes, si bien no hay un censo, el número se elevaría a 100.000 en todo el territorio nacional. Un sondeo entre distribuidores estima que en Bogotá este tipo de comercio puede mover unos $ 300.000 millones al año"

"La construcción de vivienda es otro caso en el cual la actividad informal es un factor de enorme importancia. Se calcula que entre el 35% y el 40% de la vivienda del país es informal. De acuerdo con Andrés Escobar, consultor y ex director de Metrovivienda, en Bogotá se construyen ilegalmente 160 hectáreas al año, un negocio que puede valer $140.000 millones anuales. "El 28% del desarrollo urbano del suelo de Bogotá nació a partir de desarrollos ilegales, y hoy tenemos el 35% de la población viviendo en esos lugares", afirma Juan Carlos Ortega, subdirector de control de vivienda del Dama"

Miguel trabaja 12 horas al día, 6 días a la semana, en la carrera Séptima con calle 114, en Bogotá. Se gana la vida vendiendo mapas. "Compro $30.000 en mapas para la semana. Me valen $1.000, los vendo a $3.000 y vendo 5 ó 6 diarios". Miguel no es empleado de nadie y se gana en un mes unos $250.000. Esto es menos que un salario mínimo y además no tiene seguridad social ni está cotizando para una pensión. No obstante, Miguel no se ve a sí mismo como una víctima, sino como un empresario. Su ambición no es trabajar como obrero, sino ganar más en la calle.

La vida que este vendedor ambulante lleva en la calle ilustra la realidad del sector informal, una parte fundamental de la economía colombiana que pocos quieren mirar de frente. El aporte que estas personas hacen al consumo es sustancial en un país donde, según el Dane, el 60,7% de los puestos de trabajo es generado por el sector informal. Por su parte, la producción y las ventas que se mueven por esta vía son vitales para muchas empresas formales, las cuales han encontrado allí una solución de bajo costo para llegar a sus consumidores.

Aunque nadie piensa en la economía informal cuando se habla del comportamiento de la economía colombiana, su tamaño podría acercarse al 39% del producto interno bruto medido por las cuentas nacionales. Es una realidad difícil de tratar, que despierta reacciones contradictorias. Es este mercado, el de las Asociaciones Mutuales en Colombia, cuando este sector entienda su razón de ser: trabajar por las clases menos favorecidas y dejar de lado  el egoísmo y la insolidaridad que hasta hoy les es su ley y dominio.


IMPORTANCIA DEL CONTEXTO. Editorial SOLDEAMÉRICA

Conferencias, cursos y seminarios en Liderazgo: fungestar@gmail.com

IMPORTANCIA DEL CONTEXTO
Editorial de la Revista SOLDEAMÉRICA
Por Fabio Alberto Cortés Guavita


Algo que empecé a percibir con mayor claridad en mis inicios como catedrático universitario fue la relevancia que adquiere el contexto en las muchas cosas que hacemos. Esto que fue diáfano en lo referente a la aplicación de diversas ideas relacionadas con la educación y se ha convertido en uno de mis principios básicos para comunicar mis pensamientos, mis ideas acerca de los diferentes tópicos de la realidad en los cuales incursiono hace ya unos buenos años, en mi rol de escritor.

Custodia todo este proceso de comunicación y forma parte de la disquisición o respuesta que dan los escuchas o lectores cuando tienen uno de mis escritos frente a ellos, del contexto dependen sus respuestas, el feedback.   

Me explicaré a continuación con dos ejemplos pragmáticos de obras respectivas, que actualmente público en las redes sociales, por capítulos a apartados, que desde luego tienen un contexto general que es la obra en sí como un todo y un contexto particular en cada una de ellas:

1. ACCIÓN DEL LÍDER POLIVALENTE se contextualiza de manera específica en la parte primera o introductoria de la obra denominada CONCEPTOS ATÓMICOS la cual desarrolla los cuatro conceptos fundamentales del libro, Liderazgo Polivalente, Reinvención, Empoderamiento y Acción; complementados por un tema de sumo interés como es el de la Visión Estratégica de Futuro, visión sin la cual el Líder Polivalente no tendría razón de ser[i].

2. MEMORIAS DEL MUTUALISMO COLOMBIANO tiene su contexto plasmado en una primera fase denominada GÉNESIS DOCTRINARIA con dos conceptos doctrinales fundamentales para entender por qué el mutualismo en Colombia no ha tenido una significancia importante y así poder sentar las bases necesarias para reinventar el mutualismo colombiano en una perspectiva real, empresarial y acorde a la situación del país y su entorno latinoamericano.

Hacemos referencia, de una parte, al valor fundamental, al principio atómico del mutualismo: La Ayuda Mutua desde la perspectiva del más estudioso e importante investigador de este tema el ruso Piotr Kropotkim y, de otro lado, a la teoría del anarquismo del francés Pierre-Joseph Proudhon considerado el padre del mutualismo; tema visto desde dos perspectivas: la posible y la crítica[ii].

Como se puede apreciar, en cada caso u obra, hay un contexto diferente y específico en el cual se enmarca todo el desarrollo de cada una de las obras respectivamente, sin embargo las dos obras tienen un punto de encuentro o de conjunción; en Memorias del Mutualismo Colombiano se concluye en la necesidad de ser reinventado desde la perspectiva de los lideres polivalentes y en el caso de la Acción del Líder Polivalente, uno de sus principios básicos es la ayuda mutua como esencia de su doctrina, sin embargo son dos obras totalmente diferentes y en contextos disimiles en su realidad temporal y espacial.

Ahora bien, veamos ahora el contexto social y su preeminencia, por ejemplo, para entender distintos movimientos históricos, distintos procesos que cambiaron la faz de la tierra y que tienen vigencia por muchos años; es también relevante para comprender al desarrollo económico y tecnológico.

Delimitamos así al contexto como el entorno y las circunstancias particulares que rodean un hecho de manera singular particular, proporcionándonos una referencia del tiempo y lugar en donde esté realizándose tal acción determinada, o bien aportando elementos que ayuden a entender o reforzar el concepto que se esté transmitiendo en la esencia de la obra.

Esto, que pareciera obvio, pasa con asiduidad inadvertido, tal es el ejemplo que me remite a escribir este artículo: la forma en la cual algunos comentaristas toman como referencia para sus comentarios contextos diametralmente diferentes a los cuales esta circunscrita la obra en comento. En algunos casos esto se da por la ligereza con que se toman los temas, sobre todo en la internet, donde la rapidez de la comunicación hacen que tirios y troyanos caigan en estos errores que no solamente desconocen el contexto, sino que ignoran su importancia.

Pero lo importante de estas discrepancias es que normalmente suelen tener un final feliz. En muchos casos, es justo decir que los involucrados perciben la discrepancia e intentan hacer algo al respecto. En otros, simplemente hacen caso omiso y desaparecen del panorama

Quisiera agregar algo más, al equivocar el contexto, la mayor de las veces por el mero desconocimiento del tema tratado o a tratar, se termina desfigurando de manera caricaturesca un escrito y valga el termino, descontextualizando la realidad de una obra.

Finalmente tengo la certeza de que lo interesante de este asunto y de la causa que lo originó es que, por lo menos para mí, se dio una nueva oportunidad de debatir ideas que en el presente me ayudan a generar nuevos constructos de aprendizaje para ver cuáles son los puntos de distorsión y verificación que me den píe para otro tema próximo: el ejemplo de cómo fluye o no fluye la comunicación, de cómo se distorsiona el mensaje de manera progresiva. Pero bueno, esa es otra historia.




[i] Véase Fabio Alberto Cortés Guavita. Acción del Líder polivalente. CONCEPTOS ATÓMICOS, pág. 3 y 4
[ii] Véase  Fabio Alberto Cortés Guavita. Memorias del Mutualismo Colombiano, pág. 5

Mis viajes por el mundo

BUENOS AIRES