23 de noviembre de 2014

ACCIÓN DEL LÍDER POLIVALENTE. PROEMIO DE LA OBRA


AUTOR. Fabio Alberto Cortés Guavita.
Proemio de la obra.

Ante la necesidad de reinventar el mundo el Ser debe gritar ¡DIOS mío, lo logré!, y  no decir ¡EUREKA, lo encontré![1].

Con esta hipótesis de apertura, he querido significar la importancia de comprender tres aspectos que son el contenido de la obra, desglosémoslos:

Necesidad de reinventar, es la conclusión a la que se llega luego de reunir experiencias y opiniones, escritos y tratados, vivencias y conceptos; todo acerca de las diferentes teorías del cambio y sus aplicaciones, exitosas o no, aceptadas en todo o en parte, en fin, la reinvención es la única salida que le queda a las organizaciones si quieren alcanzar el éxito, no como una opción, sino como una necesidad imperiosa.  

Gritar ¡DIOS mío, lo logre! Para tener en cuenta y recordar que el ser es el único capaz de reinventar el mundo, pero siempre contando con la anuencia de Dios quien fue quien inventó todo. El ser cuando se propone algo lo logra pero como lo trataremos en  el trasegar de esta obra, con valores, reinventándose a sí mismo, para ser un Líder Polivalente, es decir, que solamente a través de los valores y la polivalencia del ser se podrá lograr la reinvención.

No decir ¡EUREKA, lo encontré! Significando la importancia de entender que la suerte ni el azar serán quienes guíen al ser en su transitar en pos del triunfo, será a partir del conocimiento, o mejor aún, de la saturación del conocimiento de cualesquiera de los fenómenos que se proponga resolver, que el ser podrá reinventarse a si mismo, a las organizaciones y al mundo entero. Con certeza de que los ingredientes, la esencia, los elementos, la naturaleza del ser y de su entorno; no se encuentran: se logran, se alcanzan, se obtienen.

Estos conceptos hacen sinergia para mostrar de un lado como la crisis de valores que enfrenta el mundo, y de manera particular Colombia, son el origen y causa de todos nuestros males actuales y de otro lado nos señalan el camino para comprender como es, que el ser y solamente el, quien con valores como o la fe y el amor pueden cambiara el actual estado de cosas que nos encierra y obnubila, y reinventarnos y reinventar el rumbo de la organizaciones como base de la empresarialidad y el desarrollo de estas al servicio de lo social y no únicamente al disfrute y goce de quienes tienen la oportunidad de dirigirlas.

La crisis de valores a llevado al Ser y a las Organizaciones a entender que no deben seguir intentando cambiar la realidad, los hechos y la historia del Ser como protagonista y líder de las organizaciones, menos aún pretender cambiar estos aspectos en la historia y práctica de la administración como vehículo de dirección y estructuración de las Organizaciones, no, no podemos continuar pretendiendo resultados diferentes haciendo lo  mismo, todo debe hacerse realizando cosas nuevas para obtener nuevos resultados y eso se logra es viviendo el nuevo rol de esos seres, desde la Polivalencia y los Valores para REINVENTARLO TODO, crear lo inexistente, gestionar lo irreal: Darle vida a la UTOPÍA.


[1] Esta expresión es fruto de mi experiencia y la perspectiva de la reinvención se ha adaptado con criterio propio para la presente investigación y desarrollo de la obra,  a partir de GOSS, Tracy, y otros. La montaña rusa de la reinvención. En  Harvard Business Review.  Gestión de Cambio. Primera Edición, Buenos Aires. Argentina. 2004.
Publicar un comentario

Mis viajes por el mundo

BUENOS AIRES