11 de julio de 2013

Propiedad privada vs. Propiedad colectiva. Veredicto 13

Conferencias, cursos y seminarios en Liderazgo: fungestar@gmail.com
(A propósito del día internacional del cooperativismo)

"¿Qué estrato tienen las organizaciones solidarias en Colombia, con qué población se crean, quién es el que cree en el cooperativismo como la más conocida expresión de ayuda mutua ..." Fabio Alberto Cortés Guavita*


El cooperativismo del siglo XXI y por ende todas las organizaciones de economía social y solidaria, deben ser una vía al socialismo moderno, para ello debe mirarse hacia adentro y ver si es cierto que lo que se promueve es la propiedad colectiva o si por el contrario se está haciendo eco a la propiedad privada de unos cuantos y se deja el servicio para unos terceros o usuarios del la entidad.

Tradicionalmente, por lo menos en Colombia, el cooperativismo por ser la mayor fuerza dentro de lo social y solidario, es utilizado por el modelo capitalista para solucionar parte de sus problemas -originados por él mismo- solo entonces se le pone algo de atención, se legisla una veces como ocurrió con la Ley 79 para desarrollo del sector o como se realizó en el año 97 con la ley 454 para frenar el desarrollo y la creación de cooperativas de ahorro, trasladando a estas entidades todos los problemas de la crisis financiera del momento, de la coyuntura, poniendo talanqueras en la conformación de dichas entidades por el alto capital exigido, (hoy unos 60.000 dólares) se beneficia el sector financiero tradicional y se deja de lado el espíritu de la solidaridad y la ayuda mutua.

¿Qué estrato tienen las organizaciones solidarias en Colombia, con qué población se crean, quién es el que cree en el cooperativismo como la mas conocida expresión de ayuda mutua, será cierto que algunas cooperativas son manejadas criterio exclusivista, será posible que haya dirigentes que solamente ven las entidades de economía solidaria como el modelo a explotar en aras de su propios beneficio?

Estos interrogantes seguramente serán controversiales pero son válidos en Colombia, puede que otras partes del Continente sea diferente, llevan a pensar en otro tópico interesante plantado por el licenciado Walter Choquehuanca, líder y autor Peruano, lo que describe al utilizar el término "socializar el lucro” como una necesidad del cooperativismo continental; para mejor entender digamos que en Colombia el “sin ánimo de lucro” esta legislado con el criterio de que no hay lucro cuando los excedentes no se distribuyen y el patrimonio no se puede repartir. En el fondo siempre se discutirá que hay lucro cuando hay utilidad así la llamemos excedente cooperativo, ese no es el problema de fondo, es por el contrario su destino el que debe llamar la atención. Se debe socializar esa utilidad, ese excedente y en últimas ese lucro que generan el capital colectivo y como tal se socializará todo el beneficio a los asociados, eso quiere decir que cooperativas con pocos asociados y más terceros o usuarios del servicio no estarán cumpliendo con los preceptos de la doctrina.

Desde la perspectiva de esa doctrina no hay dudad que el cooperativismo y la economía social y solidaria deben apuntar en la dirección de un nuevo socialismo, más humano, en el cual el capital humano prime sobre el capital dinero.

*Presidente del Observatorio Latinoamericano SOLDEAMÉRICA
Presidente de la Confederación COLOMBIAMUTUAL
Gerente de la Asociación Mutual EMPRENDER
Director Académico de la Fundación Educativa FUNGESTAR
Director de la Revista Virtual SOLDEAMÉRICA
Publicar un comentario

Mis viajes por el mundo

BUENOS AIRES