2 de enero de 2008

¿CANTOS DE SIRENA… O DE CISNE?

Alternativas frente a los procesos de reforma o de cambio radical

Fabio Alberto Cortés Guavita
Presidente COLOMBIAMUTUAL
Gerente FUNGESTAR
Bogotá Colombia

El saldo que dejó el año 2007 a los colombianos en torno a lo que puede ser la tendencia del nuevo orden mundial no es otra cosa que la perspectiva de un reformismo “incluyente” que le tiene miedo a la revolución, no otra cosa es la propuesta del ex alcalde Lucho Garzón en sus memorias del desencanto y el arrepentimiento que le produce el haber saboreado las miles del poder, después de haber sido un “humilde” militante de izquierda, años ha. Pero, ¿Es un capricho de Lucho Garzón o es el resultado de lo que el establecimiento ha dado en llamar eufemísticamente la “nueva izquierda”?

Cuando cayó el muro de Berlín como símbolo nació con el patrocinio del neoliberalismo una “nueva esperanza”, sin el enfrentamiento de dos posiciones antagónicas se propuso un nuevo orden que cerraría las brechas del antiguo modelo, ahora disfrutaríamos de una época de liberalismo económico y político pleno de democracia y con el mercado perfecto guiado por la mano invisible de la libre competencia, ahora denominada “competitividad”

No más diferencias entre pobres y ricos, ni entre países del primer y el tercer mundo, finalizaría entonces la teoría del subdesarrollo ahora todos felices y desarrollados. Que lejos de la realidad tanta belleza, hoy echada a tierra por la más cruda de las realidades la globalización económica gestora del gran supra poder, que a través de la cohersión y el terrorismo de estado propugnado desde el poder omnímodo del capitalismo salvaje pretende imponer ante su fracaso una “nueva izquierda” que a través del reformismo “suavice” la cruda realidad de nuestros pueblos.

Con esto buscan simplemente prolongar su existencia, pero de un lado se encuentran con la resistencia propia de la gente que busca la organización aunque no de manera estructurada y sin una ruta definida y de otro encuentran que la cooptación es un buen método de neutralización y porque no de liquidación de aquellos que verdaderamente buscan un cambio definitivo y revolucionario (esta palabra sigue causando terror en el statu quo) y aquí entra en juego el “amigo Lucho” y su auto cooptación.

La “inclusión” aparece entonces como la herramienta, la vía a través de la cual “convencer” a la “izquierda democrática” (otro eufemismo) de desarrollar su actuar dentro del sistema, sí, dentro del capitalismo, claro desde allí se puede apuntar a reformas que más o menos presenten soluciones a las necesidades de los excluidos se cuenta con el favor, con la opinión de una masa inerte que ve, o le hacen ver, que todo se puede lograr dentro del sistema actual.

Hay que distinguir en las formas de cambio que se proponen, dentro del establecimiento para modificarlo y eso definirá en camino que se debe tomar, la opción verdadera: seguimos apaciguando los problemas y retrasando cada vez más la opción de los desprotegidos o buscamos la realización de un cambio radical (con ideas no con armas)

¿Ahora bien, es que realmente la propuesta del sistema actual ha dado resultados en beneficio del pueblo? El llamado nuevo orden internacional y la globalización muestran sus fracturas, desde el sur del planeta las llamadas resistencias emergentes ven opciones en la descomposición del modelo, es decir en la corrupción cada vez más rampante, en la crisis del neoliberalismo sustentada por la dinámica del ciclo económico y sus curvas descendentes, entre otros la depresión en la grandes potencias de la mano con un crecimiento parasitario como el de Colombia, en el cual crece y se beneficia el sector financiero y la producción cada vez enfrenta nuevos problemas como la falta de mercados en los cuales la famosa “competitividad” los sacó hace rato y eso sin TLC, como será con el. Hay quienes afirman que a eso hay que sumarle el coletazo de la economía de los EU y han llamado la atención sobre su posible agonía.

Vemos entonces que Lucho Garzón (ex alcalde Bogotá) esta simplemente oyendo los cantos de sirena del establecimiento y se convierte poco a poco en la ficha clave para desestabilizar al Polo Democrático Alternativo como opción valedera en la búsqueda de un cambio real. Lo importante es entonces la unidad en torno a ideas programáticas y de inclusión de proyectos que tengan el sustento no en la reforma sino en el cambio radical, lo demás será simplemente el canto del cisne.
Publicar un comentario en la entrada

Mis viajes por el mundo

BUENOS AIRES