26 de diciembre de 2007

Es tiempo de soñar, feliz AÑO

Actualidad del Mutualismo Colombiano (2)

Economía Colombiana en Latinoamérica

Fabio Alberto Cortés Guavita
Presidente COLOMBIAMUTUAL
Gerente FUNGESTAR
Bogotá Colombia

Evidentemente la mejor manera de introducir el tema económico como parte fundamental del macroambiente es tomar criterios de importantes pensadores y economistas que se pronunciaron en su momento y marcaron una pauta para ver como será el comportamiento del entorno económico en Colombia en los próximos años. Es necesario entonces ver como ha sido el comportamiento del crecimiento de la economía nacional y su importancia en el PIB, así como observar de manera general algunos índices que permitirán entender en que momento del Ciclo Económico se encuentra el país y su tendencia futura. De esta manera se enmarca el paso siguiente; analizar algunas variables de importancia para este estudio como son:

A comienzos del año 2005 Sebastián Edwards profesor de economía de la Universidad de California estuvo en la ciudad de Medellín, Colombia y en una charla sobre el mercado de capitales hizo referencias que son de suma importancia para la intención de esta parte de la obra, por cuanto resaltan aspectos del entorno macroeconómico del país y por ende brindan un marco teórico inicial. Se han tomado criterios publicados por la Revista Dinero a comienzos del año 2005.

"Con la velocidad a la que avanzan Asia, Europa del Este y África, para que un país como Colombia no se quede atrás o para que pueda mantener el statu quo, es preciso que duplique su velocidad" (1). Esta frase muestra una realidad indiscutible, con los niveles de crecimiento económico mostrados por Colombia en los últimos años se esta lejos de cumplir el anhelado sueño de una mejor situación para los habitantes de Colombia.

Siguiendo el documento citado se encuentra que en el tema “La economía mundial en una era de turbulencias: perspectivas y desafíos para América Latina” el profesor Edwards aseguró que tanto América Latina como Colombia se quedan cortos frente al crecimiento del resto del mundo. “Esto obedece a que Estados Unidos ha ignorado esta parte del mundo y a que la región es poco receptiva a los programas de su vecino del norte. Además, a que los latinoamericanos trabajan poco en salir de su atraso” El 65% de la inversión extranjera (de USA) está orientado a mercados que le son complementarios como son India, China y el resto de Asia, en contraposición a América únicamente llega el 2%.

Más adelante asevera el documento consultado. “En este panorama de vulnerabilidad ante una recesión en Estados Unidos, apreciación generalizada de las monedas y pérdida de fortaleza contra Asia, se moverá América Latina en los próximos años” Para Sebastián Edwards, la única forma de escapar de las múltiples trampas que aparecen en este futuro, es crecer. “Fomentar la productividad y la innovación, evitar lo que llama "populismo microeconómico", aprovechar la globalización, fomentar el ahorro y emprender una profunda revolución educativa”
Cuando se tocan los temas como el crecimiento de una economía no se puede olvidar que este tema es sensible al tratamiento de la pobreza, para entender este tema se toman las palabras publicadas en la revista Dinero, pero en esta oportunidad para ver lo que dice Pamela Cox, vicepresidenta para América Latina del Banco Mundial: “Reducir la pobreza en Colombia requiere aumentar la tasa de crecimiento de la economía El crecimiento sostenido es irreemplazable para salir de la trampa del subdesarrollo”(2)
En parte, el éxito de Asia obedece a sus ininterrumpidos incrementos en la producción y los compara con los tibios resultados de Latinoamérica, caracterizada por subidas y bajadas del PIB. "Es el poder de las tasas compuestas de crecimiento", dice.
Siguiendo con esta línea de comportamiento critico Alberto Chueca, representante del Banco Mundial en Bogotá afirmó. "Con los recursos naturales, geográficos, el dinámico entramado empresarial y el capital humano que tiene, Colombia debería crecer más de lo que está creciendo".

Este fenómeno amplía aún más la brecha de iniquidad en un país en donde la concentración de capital es cada día más acentuada como consecuencia de las políticas neoliberales las cuales dejan de lado lo social. Así se diga lo contrario en los titulares de los medios masivos de comunicación que cumplen con su tarea de desinformación, al respecto dice el especialista. Chueca dice que para mejorar lo que llama la "calidad de crecimiento", esto es, "que permitan una redistribución de esos beneficios a las capas sociales más desfavorecidas" y continúa diciendo: “En Colombia, en muchos campos de trabajo, hay que volver a empezar por la equidad. El ejecutivo señala que hasta 1998 se hicieron mejoras muy significativas, pero "todos esos avances se perdieron en tres años de recesión".

Otro tópico importante a manjar en materia económica es el los posibles riesgos que corren las metas y predicciones del gobierno, en escenarios cambiantes. Al respeto continúan los analistas de Dinero manifestando: “En primer lugar, al analizar la producción a través del PIB se apreció una señal de desaceleración al cierre del tercer trimestre del 2004, situación generada principalmente por la disminución en las obras civiles regionales ya que fue el último periodo de ejercicio de los mandatarios locales, y esa situación se podría repetir impidiendo que se cumpla con la meta de un crecimiento del 4%, sumado a que si sigue la tendencia revaluacionista y a pesar de las medidas tomadas por el Gobierno en cuánto a subsidios a los exportadores, este sector puede trasladar sus pérdidas a disminuciones en la producción” (3)

Esto efectivamente no se cumplió y por ende no se “garantiza en el largo plazo una mejora en los niveles de empleo y calidad de vida de la población”. En cuánto a la inflación se pueden observar presiones por el incremento en el precio de los combustibles y la disminución gradual de subsidios, situación que conduciría al Banco de la República a revisar la política monetaria, tomando medidas contraccionistas como el alza en las tasas de interés de referencia, con el ánimo de cumplir con el rango meta de inflación situado entre el 4.5% y el 5.5%”.

Otros aspectos que revisten singular importancia tienen que ver con el manejo de los “... niveles de endeudamiento de la nación y la ya conocida crisis pensional, riesgos que aún no se han atacado de manera estructural, así como la firma del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos que puede afectar sectores de la economía que no cuentan con niveles adecuados de productividad y competitividad”

Las variables muestran a principios del año 2005 el siguiente comportamiento: El índice de precios al consumidor IPC, que refleja el comportamiento inflacionario, para el 2004 tuvo un incremento del 5.5%, cifra que no se registraba desde 1955 cuando éste mismo índice llegó al 2.03%. En materia de producción se aprecia un crecimiento del 2.46% en el producto interno bruto durante el tercer trimestre de 2004. Comparando el PIB frente al trimestre anterior, éste disminuyó en 0.15% y sin incluir cultivos ilícitos, en 0.13%. El crecimiento acumulado del Producto Interno Bruto (por oferta y demanda) entre enero y septiembre de 2004 fue de 3,64% con relación al mismo período del año anterior. En lo corrido del año por ramas de actividad económica se destaca el resultado presentado en los sectores construcción, cuyo valor agregado aumentó en 9,08%, industria manufacturera en 4,99%, comercio, servicios de reparación, restaurantes y hoteles en 4,99%, transporte, almacenamiento y comunicaciones en 4,28% y establecimientos financieros con 3,73%. Desempleo. Hasta el mes de noviembre el índice de desocupación en las trece principales ciudades del país se ubicó en 13,9% frente al 14,1% del mismo mes del 2003. Para el total nacional, la tasa de desempleo de noviembre fue de 11,7% frente al 13,3% del mismo período de un año atrás. Mientras en noviembre del 2003 había en el país 2.757.000 desempleados, en el mismo mes del 2004 esa cifra bajó a 2.410.000 personas. La tasa nacional de subempleo se ubicó en 31,9% para el total nacional frente al 34% de noviembre del 2003. Enero 2005 Dinero


(1) DINERO, Revista. Enero de 2005. Bogotá, Colombia
(2) DINERO, Íbidem.
(3) DINERO. Íbidem

Actualidad del Mutualismo Colombiano (1)

Exploración de los entornos de mutualismo colombiano para la reinvención y la transformación social.

Fabio Alberto Cortés Guavita
Presidente COLOMBIAMUTUAL
gerente FUNGESTAR
Bogotá Colombia

El periodo del año 2003 al 2007 al margen de la incidencia que pudiera tener la llegada de un nuevo gobierno y la falta de liderazgo en el sector como se ha mencionado con anterioridad, fue de un trabajo incansable por parte de un reducido grupo de personas que nos dimos a la tarea de realizar un diagnóstico de lo que ocurría en las asociaciones mutuales para conocer de primera mano la realidad de lo que en mercadeo denominamos los ambientes o círculos de control de un determinado sector económico y social.

Un primer circulo es el externo, en el cual las variables exógenas inciden de manera directa en cualesquiera de los proyectos a desarrollar y donde son inmanejables por parte de los actores del mutualismo las determinantes de tal ambiente, en el cual podemos mencionar como variables centrales el comportamiento de la economía, el entorno político y social, el entorno ecológico, cultural y demográfico.

Un segundo circulo esta dado por el denominado ambiente intermedio o de tarea en el cual las variables tienden e ser negociadas por los actores del mutualismo y quienes se mueven en el mercado, como la competencia, el propio mercado y los órganos de regulación del estado como son los entes de fomento y control.

Finalmente un tercer ambiente dado por lo interno, con variables intrínsecas del propio mutualismo que tienen que ver con su doctrina, comportamiento administrativo, manejo de los negocios, el mercadeo de servicios, las tendencias al cambio, el liderazgo, etc. Variables que son del total resorte del mutualismo ya que incide de manera directa en ella y las puede modificar desde lo interno hacia el entorno social y comunitario.

De estos estudios realizados con un modelo combinado de metodologías tales como el Marco Lógico, la Acción Participación y Análisis DOFA con más de 50 asociaciones mutuales del país se obtuvieron unos resultados que llevaron a la toma de decisiones radicales, de un lado la creación de la Confederación de la Mutualidad Colombiana, como entidad autónoma y alejada de los actores de siempre, y de otro, después de la incomprensión que en algunos casos se convirtió en persecución por parte de diferentes actores de los ambientes mencionados contra esta nueva organización, a fijar su derrotero en el campo del FOMENTO ante la imposibilidad de encontrar dolientes verdaderos para el modelo mutualista real. El producto final es un plan de trabajo (generación de derechos) con dos programas centrales (educación e incubación de entidades) y más de diez proyectos (intervención en los ámbitos más sentidos) que buscan la reinvención del mutualismo como veremos más adelante.

El ambiente externo nos permitió conocer de cara y vivir en la práctica el marginamiento extremo de los más desprotegidos, la exclusión en los diferentes ámbitos de los más pobres, exclusión que va desde el derecho a un trabajo digno hasta la exclusión de los modelos de crédito para emprendimientos, pasando por la violación de derechos elementales de la población en los campos de la educación, de la seguridad alimentaria, del derecho a la recreación y al deporte, el aislamiento de la oportunidad de un medio ambiente sano y que no decir de problema de salud y vivienda en el cual se mueven, viven y conviven las grandes mayorías de nuestra población.

Factores negativos que llevan a unos escenarios de consecuencias como la desnutrición y la obesidad para mencionar solamente dos aspectos que hacen daño a la población marginada y especialmente e los miles de niños que padecen estas consecuencias.

El amiente intermedio nos mostró una competencia desleal para usar el término más sutil, entidades y personas dispuestas a calumniar y maltratar a quienes supuestamente les va a arrebatar beneficios que habían sostenido por años para su propio beneficio. Una total incomprensión en los entes de regulación del modelo mutualista, una falta total de políticas de estado en torno a un sector que como el mutualista es base fundamenta para el desarrollo de la ayuda mutua en los sectores marginados, un modelo de control que no tiene en cuenta para nada las propias particularidades del sector y al confundirlo con el cooperativismo le aplican unas herramientas de control que no se compadecen, ni con el tamaño de las organizaciones, ni con su objeto social, menos aún con la falta de desarrollo e inactividad de la gran mayoría de Asociaciones Mutualistas de Colombia. A esto se sumó en el año 2006 una situación que aún no distinguimos si de incomprensión, de falta de conocimiento o de persecución de la organización internacional que dice representar los intereses del mutualismo de América.

En el ambiente interno encontramos unas entidades que no conocen realmente su doctrina, menos aún cuentan en su objeto social una verdadera oportunidad de trabajo o de prestación de servicios, más pareciera que son clubes sociales de barrio en unos casos. Funerarias en otros y los más ni siquiera cuentan con el mínimo de asociados que determina la legislación menos aún proyecto de trabajo o planes de negocio que sean la orientación a futuro. No reencuentran entidades (con contadas excepciones) que tengan un gerente o un administrador al frente de la entidad, no hay personal capacitado y en su defecto hace carrera el oportunismo de seudo-líderes que se hacen elegir eternamente al frente de entidades al servicio de sus propios intereses, en el menor de los casos de su propio ego.

En los siguientes capítulos mostraremos cada uno de los ambientes estudiados son los principales hallazgos y posteriormente la propuesta de Reinventar el Mutualismo a partir de sus principios y valores en un modelo administrativo que permita llevar el conocimiento y las bases tecnologotas a los sectores menos favorecidos y en el cual esperamos contar con el apoyo del gobierno de Bogotá, la capital de Colombia, ciudad que en los tres años siguientes será un campo de acción, con la puesta en marcha de proyectos que permitan a los principales actores, que no son otros que la población excluida, acceder a un modelo de inclusión social que les permita desde un trabajo digo alcanzar las condiciones mínimas de supervivencia, todo en el marco de la ayuda mutua.

LO SOLIDARIO EN EL SIGLO XXI

Fabio Alberto Cortés Guavita
Presidente COLOMBIAMUTUAL
Gerente FUNGESTAR
Bogotá Colombia

Latinoamérica gira a la izquierda y hay sectores que no definen su posición en el nuevo contexto, entre ellos la economía popular y solidaria, para no hablar de la social pues como aseguran muchos autores es redundante hablar de economía social ya que todo modelo económico por su propia naturaleza es social, en cambio no toda economía es solidaria y menos aún popular.

Los giros se entienden entre socialdemocracia y socialismo del Siglo XXI como marco ideológico de los actuales gobiernos en la mayoría de países de nuestra Latinoamérica, con la excepción de Colombia, en tal marco de confusión hay quienes afirman que las dos tendencias son lo mismo, sin embargo en honor a la verdad es necesario distinguir las dos corrientes.

En primer término es necesario decir que la social democracia desde sus inicios y en sus diferencias con el propio Carlos Marx, ha asumido que la trasformación de la sociedad se puede y debe realizar de manera lenta y pausada sin entrar en controversia real con el estado y más bien dando pasos hacia el estado benefactor reivindicando la democracia representativa como su conquista central.

El socialismo del siglo XXI en otra dirección busca y conquista la democracia participativa, directa y con poder revolucionario, es decir, siendo protagonista de la historia y vanguardia de los cambios profundos, que no los paquidérmicos de la socialdemocracia.

La economía popular y solidaria debe aportar a ese cambio, obviamente coexisten las dos tendencias, y el propio neoliberalismo dentro del sector, el cual lo convierte en parasitario frente al papel protagónico que debe jugar. Doctrinariamente y desde sus albores se ha manifestado que lo solidario está de lado de la clase trabajadora y popular y creció al pie del capitalismo contagiándose de todos sus vicios. Hoy cuando se puede jugar un rol importante no encuentra una dirección, un norte concreto.

Ver lo solidario en torno al papel de los términos de democracia citados anteriormente -nos dirían desde la teoría- es la esencia de las organizaciones populares y solidarias que conjugan la democracia representativa con la participativa y porque no con la democracia directa en algunos casos. Claro, desde la teoría porque otra cosa es la realidad pragmática. Se juega con lo representativo cuando se manipulan los procesos electorales y se juega con lo participativo cuando se cierran las puertas a los asociados frente a sus derechos.

La socialdemocracia promueve un Estado solidario paliando la redistribución del ingreso y estimulando la creación de riqueza. El socialismo del siglo XXI va más allá cuando dice que no es suficiente la inclusión, que es menester tener en cuenta el empoderamiento de los más necesitados, de los millones de pobres marginados y excluidos de todos sus derechos por el estado neoliberal, empoderamiento que debe pasar o iniciarse en los pasos requeridos para la construcción de un Estado social de derecho con justicia social.

¿Qué hace, o mejor aún cuál es el deber ser, de nuestra economía popular y solidaria en este rol de la inclusión y el empoderamiento?

Empoderar a los desprotegidos, haciéndoles ver su real poder como seres humanos frente a sus derechos, y que mejor manera de hacerlo que a través de organizaciones populares y solidarias, mutuales y cooperativas, para lograr la verdadera inclusión, en el trabajo con ingreso digno, a una seguridad alimentaria igualitaria en la cual haya de un lado el beneficio del equilibrio en su forma de alimentarse y de otro poniendo en práctica la eliminación de los intermediarios ociosos en la comercialización de los productos del agro a la ciudad lo cual nos lleva al comercio justo, inclusión y derecho a un medio ambiente sano y protector, benéfico para la nuevas generaciones y como un verdadero hogar a heredar por quienes han de encontrar un mundo más vivible y solidario.

11. El amor y la ayuda mutua como principios

"El amor, la ayuda mutua y la solidaridad son valores que el líder polivalente debe tener y saber trasmitir si quiere alcanzar éxito para reinventar el mundo, complementados con la lealtad y la fidelidad estamos listos para iniciar la travesía"
Fabio Alberto Cortés Guavita
Bogotá Colombia


El Amor.

El amor a sí mismo es, según Aristóteles, requisito indispensable para poder amar a otra persona, aunque no debe confundirse con el egoísmo. En el cristianismo, Dios ama a los hombres compadeciéndose de ellos; sin embargo, el amor de los cristianos hacia Dios está caracterizado por el respeto y la adoración. La disposición de ayudar a los demás se denomina amor al prójimo.

En psicología, el estudio se centra en el amor sexual y en el impulso sexual subyacente. La formación individual de la libido es la base de la teoría del psicoanálisis. Actualmente, la investigación psicológica de las relaciones interpersonales se centra en el tema del amor, principalmente en el proceso de formación y finalización de las relaciones de una pareja de larga duración.(1)

Confucio se preguntaba: “¿Quien soy, quien puedo llegar a ser?” Cuanto puede alcanzar el ser humano si se tiene amor, pero ese amor debe ser realizado en aspectos transcendentes, hay que actuar como Jesucristo que creo toda una contracultura al cambiar la Ley del Talión por la Ley del Amor, al reinventar el concepto válido hasta ese momento en el mundo de esa época.

Ahora bien, si es el ser humano el único con esa capacidad, no puede ser mal empleada, hay que orientarla desde la niñez y aceptar de una buena vez la importancia del amor, y más que nunca en los primeros años de vida del ser, en el entorno familiar, seguido de una educación basada en pedagogías amorosas y calor de sentimientos,

Una concepción del amor por lo que se hace, por el proyecto de vida, por el desarrollo organizacional o empresarial es la clave para que el trabajo que se realice no sea “trabajoso”, por el contrario debe ser motivo de orgullo y de felicidad, amar lo que se hace, lo que se desea realizar es clave en la búsqueda del éxito. Cuando se ama de da sin egoísmo, entonces hay que dar para recibir, se recoge de lo que se siembre y ese debe ser el devenir dentro de la organización, en el marco de las relaciones laborales no puede haber egoísmo pues el conocimiento de los integrantes debe ser integrado para beneficio de todos a través de la entidad en la cual se desarrolla esa experiencia creativa y maravillosa que es trabajar: LA TRAVESÍA REQUIERE DE AYUDA MUTUA.

La Ayuda Mutua y la Solidaridad.

... la escuela de la ayuda mutua, las responsabilidades, el civismo y la verdadera democracia. (...) la Mutualidad es el vínculo moral capaz de establecer la concordia entre los hombres de un mismo país y entre los pueblos de un mismo universo (2)

El pensador ruso Piotr A. Kropotkin, defensor de la idea del ‘apoyo mutuo’, afirmó que la espontaneidad de las más diversas formas de solidaridad se opone a una concepción de la naturaleza del hombre basada en la hostilidad y la competencia.


De la ayuda mutua se deduce la solidaridad. Se dice de la capacidad de actuar que tienen los seres humanos en el marco de una colectividad, a partir de la experiencia individual para aportar al grupo, por tanto requiere de un gran compromiso de integración y estabilidad. Así como sentido de pertenencia por el grupo y obviamente por sus acciones, todo esto conlleva el actuar de manera totalmente adherida al compartir y asumir riegos compartidos.

Para que exista solidaridad deben darse premisas relacionadas con la identificación de valores comunes, compartiendo creencias que lleven al grupo a interactuar en el terreno político, social, religioso, económico o jurídico, es decir la solidaridad es la guía para actuar en grupos humanos identificados por una causa común.

Algunos sociólogos mantienen que su vigencia ha desaparecido con el desarrollo de la modernidad, nada más ajeno a la realidad del ser, que ve y entiende que solamente en los modelos solidarios, en la perspectiva de unidad en torno a ideales comunes estará la tabla de salvación frente e al poder omnímodo del capitalismo salvaje. La empresa social y solidaria es la llamada a intervenir decididamente como una tercera vía, como una opción realmente plasmable en el contexto universal

Solidaridad como valor dignificado en la doctrina del sector de la economía solidaria, el mutualismo y el cooperativismo, en su sentido real no en el deformado o malformado por quienes en las postrimerías del siglo XX en Colombia, con la corrupción como primer elemento, la incapacidad y el abandono del gobierno en complicidad directa, abortaron una experiencia formidable en torno a la empresa solidaria, que al igual que el socialismo quedó en deuda y debe demostrar su validez en el milenio actual. La solidaridad, debe ser tomada como algo que distingue al ser en sus relaciones de interacción, guía las actitudes y las normas que hacen surgir el mecanismo de libertad responsable frente al mundo nuevo de posibilidades inmensas. Pensamiento solidario como el de los iniciadores de la Utopía del amor como Jesucristo, como los iniciadores del mutualismo, del cooperativismo, y el de todos aquellos que ven en el desarrollo de los seres, una alianza natural de convivencia en busca de un porvenir más equitativo para todos.

La cohabitación de diferentes corrientes del pensamiento es Solidaridad y debe guiarnos a la obtención de la unidad en la diversidad y hacer posible la Utopía, con Fe y con Amor, enriqueciéndola, si aquella tiene la capacidad de la fertilidad, en el sentido de crear, no puede quedarse en el discurso, en la gestión a medias, sino ante todo tiene el poder y la capacidad de impulsar la acción y de dar paso a la potencialidad del ser para encontrar la brújula que le permita triunfar. La Ayuda Mutua expresada a través de la solidaridad debe conducir a la LEALTAD.

La Lealtad.

La lealtad y fidelidad de los clientes no se logra a través de programas puntuales o de ofertas especiales. La logra con base en la entrega de un servicio de calidad, con el cumplimiento, tal vez, mas allá de las expectativas del cliente. Para esto tiene que trabajar fuertemente, en que se cumplan las promesas realizadas.

Las técnicas de segmentación enfatizan los elementos extrínsecos del producto, es decir, los que atan al producto a una percepción sobre el estilo de vida, más allá de los intrínsecos (los atributos básicos que permiten la descripción del producto), porque en medio de la fuerte y abundante competencia, estos últimos casi no permiten una diferenciación. Los elementos extrínsecos terminan convirtiéndose en la clave para ganar la lealtad de los consumidores.

Objetivo: crear, fortalecer y mantener las relaciones entre las empresas y sus clientes, generando valor agregado para ellos. Esto significa partir de las necesidades del consumidor para atender su demanda y no de las ideas preconcebidas de los empresarios sobre cuáles son las tendencias.

(1) "Amor, Enciclopedia Microsoft® Encarta® 2000. © 1993-1999 Microsoft Corporation.
(2) Liber Memorialis. AIM. Asociación Internacional de la Mutualidad. Liber Memorialis, Bruselas, marzo de 2000. p119

COOPERATIVISMO Y MEDIO AMBIENTE



Por Fabio Alberto Cortés Guavita

“Que el mundo fue y será una porquería, ya lo sé, en el quinientos seis y en el dos mil también” Este verso extractado del viejo tango ‘Cambalache’ del maestro Enrique Santos Discépolo, me conduce a pensar que ya en 1930 alguien futuristamente vislumbraba lo que sería del mundo por culpa de las naciones ricas, las cuales sacrificaron -en aras del tipo de progreso y de la vida que escogieron- los recursos naturales del planeta azul.

Las últimas dos décadas, sin embargo, han sido escenario desde el cual observar una creciente preocupación por el ambiente y sus efectos en el ser humano. Grupos e ecologistas de todo tipo de inspiración han surgido por centenas y los políticos de algunos países empiezan a observar con preocupación el impacto creciente planteado en los argumentos ambientalistas.

La investigación de fenómenos viejos –como en el tango- hizo que estos se convirtieran en problemas serios y actuales, lo cual ha estimulado a los defensores del ambiente y les ha permitido –en algunos casos- acceder a los medios masivos de comunicación. La percepción política popular que se tiene al finalizar la guerra fría, hizo el resto: el mundo se percató de que el Planeta está en peligro y que la existencia de la raza humana puede llegar a su final.

La tesis poco divulgada de lo que estaba ocurriendo, conocida por los expertos desde muchos años atrás, se hizo popular... la capa de ozono, el efecto invernadero y la desertificación se han convertido en lenguaje cotidiano y por tal en preocupación de mayorías cada vez más importantes.

Pueblos que destruyeron la mayoría de sus riquezas forestales y que siguen barriendo con la lluvia ácida lo poco que les queda... empezaron a buscar culpables. Lo más serio es que están convencidos de quienes son, y han empezado a dirigir la presión contra tales responsables.

Naciones que se han fortalecido internamente esgrimiendo armas y levantando banderas para enfrentarse a otros países que amenazan su seguridad nacional, han empezado a señalar a los culpables pidiendo que practiquen políticas ambientalistas que garanticen la perpetuidad del planeta. Típico como nos es dado a los humanos, se busca el culpable externo y se ignora la responsabilidad interna propia, es decir, retomando el viejo adagio popular ‘se busca el ahogado río arriba’.

La paz en Colombia pasa hoy más que nunca por la urgente necesidad de convencer a los poderosos de que estamos asumiendo la responsabilidad de cuidar nuestros recursos naturales, en particular nuestros bosques. Esta labor de convencimiento debe preceder a cualquier presión que inicie el proceso. El cual pretenderá convertir a los países del bosque humado tropical en enemigos de la humanidad y en potenciales responsables de la desaparición de la raza humana. No debemos olvida que nuestro país nunca ha sido respetado por las potencias de turno; que se nos considera blanco de la intervención y que ésta sería para los interventores justificada, si se practica en aras de la defensa del genero humano.

El Cooperativismo en el mundo ha asumido, a partir de 1.980, en el Congreso de la Alianza Cooperativa Internacional celebrada en Moscú, un proceso de reflexión sobre lo que corresponde hacer para ayudar a resolver los problemas más apremiantes de la sociedad humana.

Producto de aquel Foro es el documento “Las Cooperativas en el año 2.000”. LARS MARCUS, el eminente cooperativista manifestó en aquel Foro: “Los temores acerca del medio ambiente han ido creciendo durante mucho tiempo, y sólo la ignorancia puede explicar que no todos estemos aterrorizados. Cada vez es mayor el número de los que ven los riesgos, pero es poca lo que pueden hacer para conjurarlo. Buena parte de nuestra impotencia se convierte en ira y se canaliza hacia acciones agresivas.

No confiamos en el alimento que comemos ni en el agua que bebemos: están contaminados por daños naturales o por aditivos. No confiamos en el aire que respiramos, está lleno de polución por la combustión de las máquinas y de las industrias. No confiamos en el sol; el firmamento ha sido afectado por el uso del freón y ahora se escapan rayos cancerígenos. No confiamos en los lagos ni el mar, se utilizan como deposito de residuos nucleares o están contaminados por las lluvias ácidas. Lo mismo ocurre con los bosques.

El olvido de la armonía ecológica por nuestra generación está arrojando una gran sombra hacía el futuro. Esto no mejora por el hecho que muchos hombres y mujeres inocentes pero ignorantes, consideren estos males producidos por el hombre, como destino inevitable. Crece el desafió para los Cooperadores.

Allí en aquel documento se determina con claridad diamantina y con prioridades de acción, la producción de alimentos la generación de fuentes de producción y trabajos, se asume diáfanamente la defensa del medio ambiente y se reitera su compromiso con la tarea de la preservación de la paz.

Estas cuatro variables se conjugan en un solo frente de acción: la Entidad Cooperativa ambiental, una entidad creada por con entidades jurídicas como las Alcaldías Municipales, Comités de Cafeteros, Cooperativas de Reciclaje, y en general personas jurídicas sin ánimo de lucro y personas naturales deseosas de trabajar en esta área. La Entidad Cooperativa liderará un proceso inicialmente en la región, posteriormente la llevaremos a nivel nacional. Desde allí propugnaremos por la defensa del ambiente, la reforestación de las cuencas, seremos fuentes de empleo y lucharemos porque los alimentos estén descontaminados y definitivamente coadyuvaremos a la preservación de la paz; a partir del principio universal de estar en paz con la naturaleza para así poder estar en paz con los hombres.

No podemos quedarnos en esfuerzos aislados o en campañas publicitarias y cívicas que en la mayoría de los casos sólo buscan mejorar la imagen de las instituciones olvidándose del objetivo fundamental, por eso creo que respecto a la ecología, todos estamos en mora de incorporarla a la vida cotidiana y que ha llegado la hora de elaborar y practicar políticas ambientalistas que cubran dos frentes: uno, proteger nuestro planeta, y dos, evitar el pretexto de quienes refuerzan su integración interna, creando enemigos externos.

Esta, como muchas acciones colombianas fundamentales, debe ser tarea de equipo de nuestras regiones, bajo la consigna que estamos contribuyendo positivamente a la paz de la tierra, practicando la paz con la tierra.

Evitémoslo, parafraseando el tango,”que éste mundo fue y será una porquería”. Recordemos que un frailejón tarda en promedio 40 años en crecer un metro, que las llamas que prenden los campesinos para regenerar los pastos, destruyen en unas horas, cientos de ellos, arrasando además con la fauna de los páramos y matan los musgos y cojines, vitales para el nacimiento de las aguas.

Entendemos que se reclama el inicio de un galopante proceso educativo que siembre en el mundo contemporáneo las bases de una alternativa justa y humana, solidaria y creativa, capaz de neutralizar los desaforados daños que les hemos causado a la naturaleza y a la raza humana.

La invitación es para reflexionar, necesariamente debemos involucrarnos en la lucha por la supervivencia, aceptemos el reto, el Cooperativismo Colombiano está obligado a revisar sus propias fuerzas, como simple conducta de sensatez, para ponderar su capacidad de cumplir con su tarea, nosotros debemos verificar nuestros efectivos como fuerza social, construyamos un verdadero sector de defensa del ecosistema, diferenciándolo de los que, con criterios oportunistas, pregonan sus principios y al amparo de unas políticas de lucro y especulación pretenden negociar con el futuro de nuestro planeta.

Para impulsar y desarrollar la Entidad Cooperativa se requiere de un gran número de dirigentes, voluntarios, hombres y mujeres no sólo para que conduzcan a resultados concretos si no para que contribuyan a la creación de una nueva sociedad comprometida con la vida.

En las Cooperativas, así como en otros movimientos populares, adictos a la democracia y al respeto hacia los demás, es necesario encontrar cualidades. La sociedad circundante es a menudo negligente frente a las necesidades de los seres humanos.

En las Cooperativas se encuentra la actividad educativa para sus asociados, a fin de reafirmar sus posiciones y entender que “la ayuda a otros” es un valor básico que pertenece a nuestra naturaleza como organizaciones de auto-ayuda, es eso lo que marca la diferencia entre nosotros y quienes desarrollan su actividad con fines meramente lucrativos.

Con el ánimo de no confundir a nadie debo señalar que ser entidad sin ánimo de lucro, no significa desarrollar gestión empresarial sin excedentes, ¡no! Hay que generar riqueza y significa que los excedentes no se reparten; se emplean en desarrollo de capacitación, educación y solidaridad, se retornan a los asociados en relación con su trabajo y se pueden dedicar a preservar el ambiente en aras de un desarrollo sostenible.

Debo señalar igualmente que cuando se trata de Cooperativismo, ordinariamente se le enmarca en un contexto social, económico, político e histórico, pero prácticamente es nula su participación en el contexto del medio ambiente, por ello queremos retomar los conceptos de “Cooperativas del año dos mil”. La necesidad de conservar los recursos naturales y de controlar la contaminación y el éxodo de la población rural hacia las ciudades.

Finalmente veamos que los dirigentes de un régimen democrático deben saber que la existencia de la democracia será posible en razón de la validez, que se le dé al efectivo disfrute de los derechos humanos, y que el primero de ellos debe ser; el derecho a vivir en un mundo sano, en un ambiente con norte indiscutible: La vida en el planeta depende de lo que nuestros pueblos hagan, y así no tendremos que cantar “Que el Siglo XX es un despliegue de maldad indolente” si no que el Siglo XXI sea un siglo de bondad en el ambiente. De amor por la naturaleza, de responsabilidad y compromiso frente al desarrollo sostenible del planeta azul.

(1) Ponencia presentada por Fabio Alberto Cortés en el marco de la II Celebración del día Latinoamericano de las frutas, en Tibacuy, Cundinamarca, Colombia;como gerente de Coacrédito, el día 4 de agosto de 1995

UNA VERDAD BIEN DICHA


Ingredientes para un buen ensayo

A una amiga la encontré flotando en las aguas profundas de la bañera, desnuda y con los ojos cerrados tratando de escribir un ensayo y preguntándose para qué carajo sirve.

Realmente no hay que ser tan melodramático, yo los invito a ustedes, sí a usted amigo estudiante, a usted amiga estudiante a comprender la importancia del ensayo y a beber en las fuentes del conocimiento asidos por la mano de las hadas madrinas del ensayo y la creatividad.

¡CÁSPITA! La creatividad

Sí, como algo inherente al hombre y a la mujer, pero como producto del desarrollo, del proceso de la confrontación de ideas, del análisis de pensamientos diversos frente a un tema para la consecución de unos resultados.

Para ilustrar mejor la situación veamos como la creatividad del estudiante le permite; de una parte, innovar los hallazgos, innovación guía de la realidad en un momento cualquiera y en un sitio indeterminado; por otra parte, el estudiante puede moldear los diferentes conceptos a través de su propia inventiva, de su propia capacidad creadora, llegando a profundizar en el tema planteado.

¡UY! El tema.

Evocación, dulce forma de repetir lo hermoso, lo agradable. Un tema siempre nos conduce por los senderos retrospectivos e introspectivos, en la búsqueda de la cualificación del conocimiento, para así lograr satisfacer, a través de unos contenidos, la solicitud de plasmar una síntesis acerca de lo investigado.

Este preámbulo me da pie para indicar el camino a seguir: la consulta de fuentes idóneas con la certeza de encontrar argumentos sólidos, argumentos ideológicos, argumentos conceptuales, argumentos técnicos, argumentos científicos y argumentos sociales con el fin de enriquecer el acervo cultural.

Ahora bien, de esas fuentes brota el conocimiento en bruto. Se debe ser selectivo, sensible al conocer, analítico en el entender y cauto en el interpretar los diferentes enfoques; ya de diferentes autores, ya de guías y maestros, ya de documentos apuntalados en la misma dirección, ya de la sapiencia académica, ya de la sapiencia popular.

A mi modo de ver y entender, ya se puede formar una idea propia acerca del tema estudiado, una opinión crítica de los hechos, ya se tiene un bagaje estructurado propio y digno de ser comunicado por conducto del ensayo y de la opinión personal.

¡AJA! La opinión hay que expresarla

Definamos entonces qué es la opinión:
“La opinión es una creencia fuerte... es en realidad una creencia acerca de temas controvertidos, o relacionados con la interpretación valorativa o el significado moral de ciertos hechos” (1)

Es por demás interesante entender, examinar y aplicar estos tópicos, pero, desde la óptica real de expresar las opiniones a través del ensayo. El ensayo permite al estudiante hablar como piensa de un determinado hecho, además ser selectivo; decir desde su fuero interno lo más importante, lo más relevante.

Es una experiencia motivante, es una aplicación de la sicología social cuando manifiesta cómo los factores personales y sociales limitan el conocimiento o lo sensibilizan hacia algunos objetos, ideas, etc. Aquí se trata de ver como el estudiante a partir del conocimiento se sensibiliza y actúa, expresa su opinión de una manera crítica, abierta, sincera y honesta frente a los fenómenos de tal forma que exprese libremente sus pensamientos.

El ensayo brinda la oportunidad de aplicar las destrezas aprendidas.

La taxonomía de BLOOM en cita de la obra Calidad en la Docencia Universitaria nos dice:

“La retención se refiere a grabar nombres, datos, fórmulas, hechos, etc., mediante la memoria. La comprensión consiste en la captación del significado de las palabras, hechos y principios, es una actividad de razonamiento. Mediante la aplicación se comprueba la comprensión del significado y su relación con la práctica. El análisis consiste en la descomposición del todo en sus elementos, para confrontarlos, en sus interrelaciones; en un acto reflexivo. Cuando mediante la organización de los elementos se construyen conjuntos nuevos, se hallan nuevos principios, se está realizando una labor de síntesis, tarea eminentemente creadora” (2)

En cumplimiento de tal proceso el ensayo coadyuva en la selección del conocimiento y en su posibilidad de transferencia desde el momento en el cual se evalúe tal conocimiento, retomemos la cita de BLOOM:

“La evaluación se refiere a juicios de valor sobre algo: un hecho, un concepto; se trata de apreciar la posibilidad, la belleza, la eficacia, la verdad... de algo.”, Llega luego la acción cuando: “El dominio afectivo toca ya las fibras del sentimiento, el amor, la aceptación, el rechazo, y se refiere al complejo campo de las actitudes” (3)

Oigo ya venir una objeción frente a la importancia del ensayo, desde la otra orilla, al criticarse el hecho según el cual no existen panaceas para lograr el éxito pedagógico a través del ensayo.

No es esa mi pretensión, sencillamente trato de mostrar su importancia, y aquí retomo algo planteado con anterioridad; la posibilidad de transferencia del conocimiento a través del ensayo, pero, con verdadero ímpetu, con una real fuerza interpretativa, con amor y con pasión.

¡HURRA! La pasión

Hace algunos años en una discusión literaria, alguien preguntó cuál era la esencia emocional o emotiva de la obra del Nobel GARCÍA MÁRQUEZ, no vacilé en aseverar: la pasión intrínseca, la fuerza interpretativa de sus personajes; y aquí vale la pena resaltar cómo para transmitir el conocimiento, el ensayo nos brinda todo un cúmulo de recursos literarios de uso práctico para embellecer las ideas, para dibujar las opiniones, para exaltar las reflexiones.

Esta descripción no sería completa sin una pequeña digresión sobre lo manifestado por GARCÍA MÁRQUEZ en su ensayo titulado; “La poesía, al alcance de los niños” publicado en el diario El Espectador el 21 de enero de 1981:

“Debo ser un lector muy ingenuo, porque, nunca he pensado que los novelistas (y los ensayistas diría yo) quieran decir más de lo que dicen. Cuando FRANZ KAFKA dice que Gregorio Samsa despertó una mañana convertido en un gigantesco insecto, no me parece que eso sea símbolo de nada, y lo único que me ha intrigado siempre es que clase de animal pudo haber sido... creo que la burra de BALLAM habló -como dice la Biblia - y lo único lamentable es que no hubieran grabado su voz... creo, en fin, que el Licenciado Vidriera -de CERVANTES- era en realidad de vidrio como el creía en su locura y creo de veras en la jubilosa verdad de que Gargantua se orinaba a torrentes sobre las catedrales de París. Mas aún; creo que otros prodigios similares siguen ocurriendo y que si no los vemos es en gran parte porque nos lo impide el racionalismo oscurantista que nos involucraron los malos profesores de literatura” (4)

Pienso por eso en un ensayo como una verdad bien dicha con fuerza interpretativa, cualquier otra pretensión no dejaría de ser un subterfugio para asustar estudiantes, creo yo, ¿Usted qué piensa?

Pero hay más, la pasión intrínseca se refleja en un párrafo, en un acápite, en una síntesis:

“ ... Damaris le cruzó la cara a su marido con unos arañazos de gata... él le dio una trompada que la saco por la ventana. No la mató de milagro, porque ella alcanzó a agarrarse a última hora y quedo colgada del balcón...”

Observemos como el ensayo puede expresar el pensamiento, la sensibilidad, la imaginación y la creación estética del autor, siempre que se respete la originalidad y la claridad del lenguaje.

¡HUMM! Claridad y originalidad

Antes de continuar insistiré en este tópico; la necesidad de conocer el significado exacto de la palabra, así se aprecia su origen, su desarrollo, su sinonimia, sus matices, su colorido. Invitemos aquí al maestro GUILLERMO VALENCIA, para ver al uso de los sinónimos, cuando en su oración fúnebre decía a MIGUEL ANTONIO CARO:

“Es increíble que esta urna encierre tanta historia, oculte tanta gloria, vele tanta virtud, recate tanta ciencia y selle tantas esperanzas” (6)

Por ende la floritura del lenguaje no debe conducirnos a confundir al lector, todo lo contrario, una buena mezcla, un buen coctel con el más puro sabor de unas gramáticas hermosas, ricas en contenido como nos enseña el poeta OCTAVIO PAZ:

“ La forma que se ajusta al movimiento// no es prisión, sino piel del pensamiento” (7)

Lo anterior, ungido con gotas amargas del más puro lenguaje técnico interactuando es la explosión -idea, escena, sentimiento, conocimiento, acción- que ha impresionado vivamente al ensayista de una manera intensa y entra a formar parte de su interiorización.

A mi modo de ver, la originalidad en la concepción, en la formulación del pensamiento, en el interior antes de manifestarlo, de exteriorizarlo, se logra con la introspección y la observación profunda de los fenómenos y de todo cuanto nos rodea. Sin ella EINSTEN no hubiera descubierto la ley de la relatividad, ni CERVANTES hubiera logrado crear a la inmortal figura de Don Quijote de la Mancha.

También es cierto: originalidad es reflexionar; reflexionar acerca de lo observado, reflexionar con respecto a lo leído, reflexionar sobre lo conocido, reflexionar referente a lo aprendido, reflexionar siempre reflexionar ayuda a la propia reflexión y encamina de una forma certera y práctica el ensayo definitivo; la reflexión personal para dejar huella.

¡OH! La huella

“Jesús influyendo sobre el mundo por medio de su evangelio, de su iglesia y de su presencia real, redime perennemente. A Él crucificado en desnudez lastimosa, acude el pobre que carece de pan y abrigo. A Él, puesto entre infames, afrentado y calumniado, vuelve los ojos el que se siente injustamente perseguido o convertido en ludibrio de los hombres... a Él, descoyuntado y hecho retablo de heridas y de sangre, se dirige el que siente las enfermedades de este cuerpo, pasto ahora de pasiones y mañana de gusanos. Y a Él acude el que acaba, porque Él, a fin de completar su redención, quiso también ser moribundo y enseñar a morir...” (8)

Difícil, cierto. Pero nada más expresivo para los fines de mi argumento: dejar huella.

En este punto de mis meditaciones se hace necesario recabar en un hecho cierto, el ensayo, el buen ensayo debe calar hondo, crear recordación, producir sensaciones, establecer emociones, encender pasiones, inventar amores.

El ensayo en la educación debe ser esto y mucho mas, no debe ni puede prescindir del arte estilístico y le basta para su pleno desarrollo el enfoque de un solo aspecto del tema escogido.

Para mi caso particular este ensayo con su enfoque orientado a la importancia en el proceso educativo me permitió trasegar por rutas creadoras, por fuentes de inagotable belleza, las cuales marcarán mi estilo en futuras oportunidades, dejando huella imperecedera en la evocación de la nostalgia.

Bien, ha llegado el momento de concluir, solo espero que mi amiga haya salido de la bañera para contarle la última idea del hada de la creatividad:

“Gañe el conejo en solicitud de su alimento, barrita el elefante en busca de su amada, reludia el jabalí en pos de sus críos, himpla la pantera en soliloquio con su soledad y habla el hombre para explicar la importancia del ensayo en el proceso educativo”.

Bogotá D.C., septiembre de 1998 escrito para estudiantes de publicidad en asignatura de redacción publicitaria.

(1) YOUNG K., y otros, La opinión pública y la propaganda, Ed. Paidos. Biblioteca del hombre contemporáneo, Buenos Aires, Argentina, 1980
(2) MOYANO FERRER, Alberto, Calidad en la Docencia Universitaria, Fondo educativo, Bogotá, 1993.
(3) MOYANO FERRER, Ibíd.
(4) GARCÍA MÁRQUEZ, Gabriel,, Notas de prensa, Editorial Norma S.A., Bogotá, 1995, ISBN: 958-04-2940-5
(5) GARCÍA MÁRQUEZ, Noticia de un secuestro, Editorial norma, Bogotá, 1996, ISBN: 958-04-3427-1
(6) FORERO RUIZ, Carlos, S. J., Práctica del estilo, Editorial Pax, Bogotá
(7) FORERO RUIZ, Ibíd.
(8) FORERO RUIZ, Ibíd

Mis viajes por el mundo

BUENOS AIRES