26 de diciembre de 2007

11. El amor y la ayuda mutua como principios

"El amor, la ayuda mutua y la solidaridad son valores que el líder polivalente debe tener y saber trasmitir si quiere alcanzar éxito para reinventar el mundo, complementados con la lealtad y la fidelidad estamos listos para iniciar la travesía"
Fabio Alberto Cortés Guavita
Bogotá Colombia


El Amor.

El amor a sí mismo es, según Aristóteles, requisito indispensable para poder amar a otra persona, aunque no debe confundirse con el egoísmo. En el cristianismo, Dios ama a los hombres compadeciéndose de ellos; sin embargo, el amor de los cristianos hacia Dios está caracterizado por el respeto y la adoración. La disposición de ayudar a los demás se denomina amor al prójimo.

En psicología, el estudio se centra en el amor sexual y en el impulso sexual subyacente. La formación individual de la libido es la base de la teoría del psicoanálisis. Actualmente, la investigación psicológica de las relaciones interpersonales se centra en el tema del amor, principalmente en el proceso de formación y finalización de las relaciones de una pareja de larga duración.(1)

Confucio se preguntaba: “¿Quien soy, quien puedo llegar a ser?” Cuanto puede alcanzar el ser humano si se tiene amor, pero ese amor debe ser realizado en aspectos transcendentes, hay que actuar como Jesucristo que creo toda una contracultura al cambiar la Ley del Talión por la Ley del Amor, al reinventar el concepto válido hasta ese momento en el mundo de esa época.

Ahora bien, si es el ser humano el único con esa capacidad, no puede ser mal empleada, hay que orientarla desde la niñez y aceptar de una buena vez la importancia del amor, y más que nunca en los primeros años de vida del ser, en el entorno familiar, seguido de una educación basada en pedagogías amorosas y calor de sentimientos,

Una concepción del amor por lo que se hace, por el proyecto de vida, por el desarrollo organizacional o empresarial es la clave para que el trabajo que se realice no sea “trabajoso”, por el contrario debe ser motivo de orgullo y de felicidad, amar lo que se hace, lo que se desea realizar es clave en la búsqueda del éxito. Cuando se ama de da sin egoísmo, entonces hay que dar para recibir, se recoge de lo que se siembre y ese debe ser el devenir dentro de la organización, en el marco de las relaciones laborales no puede haber egoísmo pues el conocimiento de los integrantes debe ser integrado para beneficio de todos a través de la entidad en la cual se desarrolla esa experiencia creativa y maravillosa que es trabajar: LA TRAVESÍA REQUIERE DE AYUDA MUTUA.

La Ayuda Mutua y la Solidaridad.

... la escuela de la ayuda mutua, las responsabilidades, el civismo y la verdadera democracia. (...) la Mutualidad es el vínculo moral capaz de establecer la concordia entre los hombres de un mismo país y entre los pueblos de un mismo universo (2)

El pensador ruso Piotr A. Kropotkin, defensor de la idea del ‘apoyo mutuo’, afirmó que la espontaneidad de las más diversas formas de solidaridad se opone a una concepción de la naturaleza del hombre basada en la hostilidad y la competencia.


De la ayuda mutua se deduce la solidaridad. Se dice de la capacidad de actuar que tienen los seres humanos en el marco de una colectividad, a partir de la experiencia individual para aportar al grupo, por tanto requiere de un gran compromiso de integración y estabilidad. Así como sentido de pertenencia por el grupo y obviamente por sus acciones, todo esto conlleva el actuar de manera totalmente adherida al compartir y asumir riegos compartidos.

Para que exista solidaridad deben darse premisas relacionadas con la identificación de valores comunes, compartiendo creencias que lleven al grupo a interactuar en el terreno político, social, religioso, económico o jurídico, es decir la solidaridad es la guía para actuar en grupos humanos identificados por una causa común.

Algunos sociólogos mantienen que su vigencia ha desaparecido con el desarrollo de la modernidad, nada más ajeno a la realidad del ser, que ve y entiende que solamente en los modelos solidarios, en la perspectiva de unidad en torno a ideales comunes estará la tabla de salvación frente e al poder omnímodo del capitalismo salvaje. La empresa social y solidaria es la llamada a intervenir decididamente como una tercera vía, como una opción realmente plasmable en el contexto universal

Solidaridad como valor dignificado en la doctrina del sector de la economía solidaria, el mutualismo y el cooperativismo, en su sentido real no en el deformado o malformado por quienes en las postrimerías del siglo XX en Colombia, con la corrupción como primer elemento, la incapacidad y el abandono del gobierno en complicidad directa, abortaron una experiencia formidable en torno a la empresa solidaria, que al igual que el socialismo quedó en deuda y debe demostrar su validez en el milenio actual. La solidaridad, debe ser tomada como algo que distingue al ser en sus relaciones de interacción, guía las actitudes y las normas que hacen surgir el mecanismo de libertad responsable frente al mundo nuevo de posibilidades inmensas. Pensamiento solidario como el de los iniciadores de la Utopía del amor como Jesucristo, como los iniciadores del mutualismo, del cooperativismo, y el de todos aquellos que ven en el desarrollo de los seres, una alianza natural de convivencia en busca de un porvenir más equitativo para todos.

La cohabitación de diferentes corrientes del pensamiento es Solidaridad y debe guiarnos a la obtención de la unidad en la diversidad y hacer posible la Utopía, con Fe y con Amor, enriqueciéndola, si aquella tiene la capacidad de la fertilidad, en el sentido de crear, no puede quedarse en el discurso, en la gestión a medias, sino ante todo tiene el poder y la capacidad de impulsar la acción y de dar paso a la potencialidad del ser para encontrar la brújula que le permita triunfar. La Ayuda Mutua expresada a través de la solidaridad debe conducir a la LEALTAD.

La Lealtad.

La lealtad y fidelidad de los clientes no se logra a través de programas puntuales o de ofertas especiales. La logra con base en la entrega de un servicio de calidad, con el cumplimiento, tal vez, mas allá de las expectativas del cliente. Para esto tiene que trabajar fuertemente, en que se cumplan las promesas realizadas.

Las técnicas de segmentación enfatizan los elementos extrínsecos del producto, es decir, los que atan al producto a una percepción sobre el estilo de vida, más allá de los intrínsecos (los atributos básicos que permiten la descripción del producto), porque en medio de la fuerte y abundante competencia, estos últimos casi no permiten una diferenciación. Los elementos extrínsecos terminan convirtiéndose en la clave para ganar la lealtad de los consumidores.

Objetivo: crear, fortalecer y mantener las relaciones entre las empresas y sus clientes, generando valor agregado para ellos. Esto significa partir de las necesidades del consumidor para atender su demanda y no de las ideas preconcebidas de los empresarios sobre cuáles son las tendencias.

(1) "Amor, Enciclopedia Microsoft® Encarta® 2000. © 1993-1999 Microsoft Corporation.
(2) Liber Memorialis. AIM. Asociación Internacional de la Mutualidad. Liber Memorialis, Bruselas, marzo de 2000. p119

Publicar un comentario en la entrada

Mis viajes por el mundo

BUENOS AIRES