14 de diciembre de 2007

Un Banco para la integración Latinoamericana






Por Fabio Alberto Cortés Guavita

El 9 de diciembre de 2007 será una fecha memorable para quienes creemos en la integración latinoamericana iniciada hace 183 años por el Libertador Simón Bolívar, coincidiendo además esta fecha con la finalización de la gesta heroica de Antonio José de Sucre en la Batalla de Ayacucho. Ya en aquella época Bolívar el genio de América, intuía la necesidad de la integración y convocaba el Congreso Anfictiónico en Panamá, así también el enemigo asechaba en la sombra encubierto como el embajador de los estados Unidos o en francisco de Paula Santander, quienes desde la sombra urdían la confabulación que daría al traste con la iniciativa Bolivariana.

Hoy gracias a esa integración inspirada en los mismos ideales de unidad hace posible el nacimiento del BANCO DEL SUR y su inminente tarea de buscar la unificación de una sola moneda para América Latina. La firma de esa iniciativa dada por Argentina, Uruguay Venezuela, Paraguay, Brasil, ecuador y Bolivia abre una esperanza para el desarrollo de los países más pobres de la región quienes podrá a tasas justas conseguir allí los recursos para impulsar su crecimiento de manera armónica.

Ya en el año 2004, el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, había planteado por vez primera la necesidad de crear una alternativa a entidades multilaterales de crédito con influencia en la región como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM). Por el momento, Chile participará como observador y Colombia, quien solicitó su adhesión el pasado 12 de octubre, se mantiene expectante dados los últimos acontecimientos personales del presidente de Colombia que darían un golpe a la participación de nuestro país en tan importante iniciativa lo que se sumaria al aislamiento cada vez mayor de Colombia en el contexto Latinoamericano y aumentaría su dependencia al modelo de los estados unidos, sin embrago y en una prueba de democracia absoluta los firmantes de la iniciativa han dejado la puerta abierta a Colombia para su ingreso en el momento que lo desee, por expresa decisión de sus siete fundadores.

"El acta de nacimiento de uno de los instrumentos que va a ser determinante para el proceso de independencia de los pueblos", declaró Chávez recientemente a Telesur y agregó: "El Banco del Sur es una estrategia para la independencia y el desarrollo, para liberarnos de las cadenas de la dependencia y el subdesarrollo. Es una estrategia para la independencia", explicó igualmente que "miles de millones de dólares están colocados en los bancos del norte, más de 500 mil y más millones, que son nuestros, que están colocados en los bancos de Estados Unidos y Europa y por los cuales se pagan intereses muy bajos", aseguró el Presidente venezolano.

El Banco del Sur, permitirá promover el financiamiento de proyectos y programas que impulsen el desarrollo de infraestructuras básicas la tener su nacimiento como banca de desarrollo e integración para la región sur.

Uno de sus objetivos centrales será el de combatir las asimetrías y desigualdades en el desarrollo socio-económico, para lo cual aprobará inversiones que apuntalen cada vez con mayor fuerza la integración de Suramérica, basada en principios integracionistas de complementación, cooperación y solidaridad.
La nueva entidad financiera deberá iniciar sus labores operativas a partir de 2008, con un capital original de 7 mil millones de dólares, ahora deberá definirse la participación de cada país. Se busca una participación de democracia participativa que no contemple el capital como fuente de poder sino que haya una distribución igualitaria de votos por país y no por cantidad aportada que es la costumbre inveterada del FMI y el BM.

De esta manera se dan los pasos necesarios para que esta gesta de independencia latinoamericana sea guía de sus dos connotaciones más importantes: de un lado la inmortal, de aquel esfuerzo titánico de Bolívar por liquidar las estructuras coloniales y construir una confederación de pueblos, que aún debemos cumplir; y la siniestra, que se impuso, de la perpetuación del dominio neocolonial de los capitales oligárquicos en las actuales repúblicas, cuyas clases dominantes y las grandes potencias neoliberales se oponen con tenacidad al fraguar de los ideales del Libertador.
Publicar un comentario en la entrada

Mis viajes por el mundo

BUENOS AIRES