22 de octubre de 2007

Historia del Mutualismo Colombiano (Cap.13)


EL FORO CON EL PRESIDENTE
Propuestas y desencantos

“Para infortunio de los más desprotegidos de Colombia, el gobierno no cree ni ha creído nunca que el mutualismo sea una alternativa real para coadyuvar la solución de la reinserción social de tantos compatriotas, que bien podrían beneficiarse de este modelo de economía popular y solidaria, que ha resistido la prueba del tiempo y ha contado con el apoyo allende nuestra fronteras”

Fabio Alberto Cortés Guavita
Presidente Colombiamutual
Gerente FUNGESTAR
Bogotá Colombia.

En agosto de 2003 el gobierno realiza un foro solidario con el presidente de la República en el cual previo consenso intervino a nombre del mutualismo colombiano Azucena Vélez, presidenta de la Federación de Antioquia quien sentó su posición siempre crítica frente a los estamentos del estado, así reseñó el órgano de información del DANSOCIAL Suma Solidaria la intervención: “… sin dejar de lado su posición reflexiva frente al mutualismo y su actitud crítica frente al trabajo de las entidades del estado. De esta manera expreso como las mutuales hacen parte de la cultura popular y se quedaron en la informalidad. Sin embargo, ellas (las mutuales) pueden hacer por la población de la economía informal lo mismo que los fondos de empleados y las cooperativas hacen por la población de la economía informal”

De esta manera nuestro proyecto se identificaba con la Federación de Antioquia a través del pensamiento de su presidenta al identificar con nosotros que el espacio de trabajo del mutualismo está en la economía informal, la cual está desprotegida totalmente pues ni el gobierno ni las entidades solidarias se preocupan realmente por su suerte y por el alto grado de exclusión social.

Animados por los cantos de sirena del Dansocial y su Plan Suma Solidaria , el cual encarnaba de manera integral nuestro pensamiento solidario, no nos percatamos que nuevamente estábamos siendo conducidos a la elaboración de documentos y materiales teóricos que en nada ayudarían al desarrollo del mutualismo de nuestro país, simplemente hacer y llenar informes burocráticos sin ningún efecto en la praxis.

Nuestra Federación Nacional realizó su Plan de Desarrollo a tres años 2003 a 2006 con base en los derroteros señalados por Suma Solidaria y así llegamos al Consejo comunitario con el Presidente de la República, en esta oportunidad y siguiendo los acuerdos con otras regiones del país me correspondió la intervención en dicho evento a nombre del mutualismo colombiano agrupado en nuestra Federación Nacional, la Federación regional de Antioquia y la vocería de entidades de Pereira, Boyacá y Cundinamarca.

Ante la expectativa generada y organizada por el Dansocial actuamos en consenso con la organizaciones del Cooperativismo y los Fondos de Empleados con un esquema según el cual teníamos estratégicamente ubicados en el salón del evento personas que dirigirían preguntas claves al presidente, para que el conociera de primera mano cual era la problemática de nuestro sector; lo que no contábamos era con la indisciplina del presidente que llegó 4 horas tarde al evento, nos recortaron las intervenciones a diez minutos y luego micrófono en mano el presidente “repartió dádivas y soluciones” y las preguntas las hicieron las personas que el escogió sin conocimiento alguno, y ahí quedo el trabajo del Dansocial y la planificación de los gremios que quedamos como simples espectadores del espectáculo del Presidente de la República.

Lo único rescatable del evento es que en los 10 minutos alcanzamos a presentar una propuesta que incluyo de manera propositiva los aspectos centrales del Plan de Desarrollo de la Federación Nacional que se resume en los siguientes aspectos.

Según cifras de la Supersolidaria en el país únicamente reportaban información 83 mutuales distribuidas así: 48 en Bogotá, 22 en Medellín y 13 en el resto del país, esa fue la primera confrontación pues según información de nuestra federación y la de Antioquia contábamos con mas de 4000 entidades lo cual demostró que la informalidad es la esencia del mutualismo Colombiano, un 23 % formal y un 77 % en la informalidad.

En el marco del evento le propusimos al gobierno el Plan Buscando los Tejedores que buscaba ubicar el mutualismo en ámbitos bien definidos: en ahorro y crédito, seguridad alimentaria, medio ambiente y deporte para los sectores excluidos de la sociedad y enmarcados en la economía informal.

Un proyecto de educación doctrinal de un lado y empresarial de otro para la constitución de nuevas mutuales y de microempresas de sus asociados en el cual el Dansocial debería jugar un papel de Fomento y la Supersolidaria con un plan de control que permitiera el ingreso de las mutuales informales, sin sanciones, para lograr su salvación y supervivencia.

Se le pidió al gobierno realizar una inversión de 500 millones de pesos (200 mil dólares) para crear 200 nuevas asociaciones mutuales con sus microempresas con una inversión de dos millones de pesos (800 dólares) por entidad en inversión de crédito para sacar avante la creación de 500 empleos directos.

Así reseñó el Dansocial nuestras propuestas: “Las iniciativas (de la Federación Nacional) han tenido acogida dentro de la recién nombrada junta directiva, ahora el reto es volver esas iniciativas una realidad que en el corto plazo restablezca e impulse las mutuales en Colombia” y a renglón seguido mi testimonio como presidente de la federación nacional que de manara pragmática manifestaba: “creemos que aún falta mucha discusión y consenso en el sector para llegar a un acuerdo nacional que permita tener un marco regulatorio moderno y actual para el FOMENTO, desarrollo y sostenimiento de empresas del sector solidario que realmente generen impacto en la sociedad”

A renglón seguido consignaban el acuerdo entre nuestra Federación Nacional y el Plan Suma solidaria: “… se esperaba firmar un convenio que permita mancomunadamente una campaña de crecimiento en todo el país, iniciando con la capacitación…”

Sobra decir que ni el gobierno, ni los órganos de Fomento y Control prestaron atención al proyecto, sin embargo sus registros y documentos quedaron para la historia como testigos mudos de lo que pudo ser y el gobierno no respaldó para infortunio de los sectores marginado de nuestro país.
Publicar un comentario en la entrada

Mis viajes por el mundo

BUENOS AIRES