22 de julio de 2007

Creatividad, motor de la organización



Por Judith A. Ross

Investigaciones demuestran la conexión entre los atributos de un medio ambiente laboral, y la capacidad de resolver problemas de manera creativa.

La creatividad es el torrente sanguíneo de la organización, al impulsar las innovaciones que alimentan el crecimiento, amplían su alcance y revitalizan sus procesos. Pero la creatividad no ocurre en el vacío.

Una serie sustancial de investigaciones demuestra la conexión entre los atributos de un medio ambiente laboral, y la capacidad de resolver problemas de manera creativa. Ya se trate que usted lidere el proyecto de un equipo o que tenga la dirección de toda una fuerza laboral, usted tiene el poder de fortalecer o agotar la capacidad de su equipo para pensar de manera creativa.

Por lo tanto ¿qué puede hacer para crear un medio ambiente laboral donde las ideas novedosas sean incubadas y se transformen en innovaciones que añadan valor a un producto? ¿qué tanto puede usted aportar para el fortalecimiento de una cultura innovadora? Mucho, dicen investigadores y profesionales.

Para alentar a su equipo en el tipo de pensamiento innovador que puede añadir valor de diferentes maneras, dicen los expertos, concentre sus esfuerzos en estas cuatro áreas:

1. ESTABLEZCA OBJETIVOS CLAROS Y PERMITA QUE SUS EMPLEADOS ENCUENTREN SU PROPIO CAMINO HACIA ELLOS.

Construya un claro conjunto de metas para que su equipo pueda entender sus objetivos. Pero evite ser demasiado explícito acerca de qué camino deben tomar.

"Haga que las metas sean lo bastante amplias para permitir a los empleados que tomen diferentes caminos a fin de arribar a ellas. Es allí donde posiblemente descubran mejores productos o procesos", dice Teresa Amabile, profesora de administración de empresas en Harvard Business School y una experta en creatividad.

2. SUPERVISE SUS TAREAS ... A CIERTA DISTANCIA.

A medida que los miembros de su equipo traten de concretar los objetivos que usted estableció, supervíselos, pero no de manera excesiva. La micro administración afecta la confianza de los empleados y su motivación intrínseca. De esa manera, destruyen la creatividad y la innovación. Muestre un interés en lo que hacen, y ofrezca consejos constructivos, cuidadosamente expresados.

Una de las tareas más importantes de un líder es dar a los empleados crédito por sus labores. "Si usted no demuestra que toma en cuenta la buena 'faena' de los empleados", eso "causará una extraordinaria decepción", dice Amabile. Además, puede frenar la creatividad del grupo.

3. FACILITE LA LABOR DE SU EQUIPO.

Para alentar la emoción positiva en los miembros de su equipo y para acrecentar sus niveles de creatividad, bríndeles su apoyo y facilite sus tareas de todas las maneras que pueda. 'Venda' su labor a otros en la organización, recolecte información necesaria, elimine obstáculos en el camino. Todas esas acciones pueden tener un impacto profundo en la calidad de su trabajo y en la velocidad del mismo, así como en el ambiente laboral.

4. CREE FRUCTÍFEROS PROCESOS DE GENERACIÓN Y EVALUACIÓN DE IDEAS

Crear y evaluar ideas es una pieza crucial del proceso de innovación. El profesor Gerard Puccio, director del International Center for Studies in Creativity, en el Buffalo State College, de la universidad del estado de Nueva York, y coautor de Creative Leadership: Skills That Drive Change (Sage, 2006), sugiere este marco para ayudar a los líderes y a sus equipos a generar y evaluar ideas:

- Separe la generación de ideas de su evaluación. "Cuando esos dos procesos quedan mezclados, se adoptan malas decisiones. En una reunión, las ideas son con frecuencia lanzadas y evaluadas al mismo tiempo. Como resultado, los empleados desechan de manera prematura buenas opciones antes de que se concreten plenamente", dice Puccio.

- Busque la cantidad. Cuando más ideas tenga para escoger, más acrecentará la posibilidad de descubrir una idea de gran adelanto. Las investigaciones demuestran que las ideas más innovadoras surgen sólo después de un prolongado período de generación de ideas.

- Busque conexiones. Puccio también sugiere que los líderes alienten a su equipo a buscar asociaciones entre ideas puestas en la mesa, y otros contextos. Eso alienta un pensamiento flexible y estimula la fertilización de diferentes ideas.

Una vez usted pasa al modo de evaluación, Puccio recomienda estos dos pasos:

- Aplique juicios afirmativos. Cuando evalúe una opción, no busque con demasiada minuciosidad las debilidades y defectos. Tal vez usted pase por alto una opción con un defecto que, si es superado, podría ser la mejor.

- Revise sus objetivos. Establezca un criterio claro para el éxito en sectores tales como el mercadeo, el presupuesto y el marco temporal. A medida que examine sus opciones, formúlese preguntas tales como: ¿de qué manera esta idea nos facultará a satisfacer mejor las necesidades de los clientes? ¿nos permitirá el presupuesto ejecutar esta idea?

Formularse esas preguntas y darse una idea de las respuestas, dice Puccio, "es también una manera de refinar un concepto y guiar el desarrollo. Tal vez sea usted capaz de moldear una idea fantástica que se ajustará a su criterio".

Existen buenas posibilidades de que su equipo posee el conocimiento, la flexibilidad y la creatividad para generar innovaciones capaces de añadir valor tanto en productos como en procesos. Su labor como líder es darles a sus empleados las herramientas y establecer el contexto que les permitirá concretar sus proyectos.

(Judith A. Ross es una periodista independiente especializada en temas de empresas que vive en Concord, Massachus Portafolio marzo 19 de 2007

Publicar un comentario

Mis viajes por el mundo

BUENOS AIRES