28 de mayo de 2007

Una Amenaza Global

Tomado de el Correo del Caroní Ambiente. Pérdida de Biodiversidad: Una amenaza global. Ivonne M. Rincón Moreno. martes, 22 mayo 2007

Este año el tema para el Día Internacional de la Biodiversidad es el cambio climático que, según el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC), incrementará el riesgo de extinción del 30% de las especies en el mundo, solamente con un aumento de 2°C.

Por efectos del cambio climático la mitad de las especies ha alterado su comportamiento o se ha desplazado de su lugar original. En medio de fuertes amenazas a los ecosistemas en todo el mundo hoy se celebra el Día Internacional de la Biodiversidad y aunque Venezuela es uno de los países más ricos en biodiversidad no escapa a la crisis mundial que como una sombra tiene en vela a la mayoría de las naciones.

En Venezuela tenemos al menos mil 380 especies de aves, que representan el 15% de las aves del mundo y 40% de las especies del geotrópico. Además tenemos 355 especies de mamíferos, 341 especies de reptiles, 284 de anfibios y al menos mil 800 peces... sin embargo un gran número de estas especies están en peligro o son vulnerables de desaparecer, especialmente por la degradación del hábitat y la contaminación de las aguas, el suelo y el aire.

Frente a esta amenaza la única alternativa es concienciar a la población sobre la importancia de mantener los ecosistemas y proteger nuestras especies naturales. Otro frente en el que podemos trabajar para evitar una catástrofe ambiental es luchar contra el calentamiento global.

De acuerdo a los datos que maneja la Oficina Regional para América del Sur de la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN), los 18 millones de km2 que conforman América del Sur albergan una de las áreas de mayor riqueza biológica del planeta, con gran variedad de ecosistemas, especies y genes que representan aproximadamente el 40% de la diversidad biológica de la tierra, cerca del 25% de todos los bosques del planeta, el 26% de las fuentes renovables de agua dulce y más del 40% de las especies de plantas y animales del mundo.

Esta biodiversidad se ve afectada, sin embargo, por diferentes factores de orden antrópico y ambiental. Según la Lista Roja de especies en peligro de la Unión Mundial para la Naturaleza, 4 mil 089 especies en esta región se encuentran amenazadas; lo que representa casi el 40% de especies, considerando que el total de especies evaluadas por la UICN en América del Sur asciende a 10 mil 784.

Evaluando las causas
Las causas que generan esta pérdida de biodiversidad radican tanto en la falta de articulación de estrategias de desarrollo social con la conservación de los servicios ambientales que provee la biodiversidad, como con los efectos que el propio ser humano genera en el ecosistema global, a través del cambio climático.

"Este año el tema para el Día de la Biodiversidad es el cambio climático que, según el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC), incrementaría el riesgo de extinción del 30% de las especies en el mundo, solamente con un aumento de 2°C. Hoy en día, por efectos del cambio climático la mitad de las especies ha alterado su comportamiento o se ha desplazado de su lugar original".

Precisa el documento que aproximadamente un cuarto de los corales de las aguas de todo el mundo han desaparecido como resultado del calentamiento de los océanos.

Pero el calentamiento global no tiene que ver únicamente con la pérdida de especies de flora, fauna o ecosistemas, sino que los seres humanos no escaparán a esta realidad y también serán afectados por este fenómeno climático que se ha intensificado debido al aprovechamiento irracional de los recursos.

Los especialistas que integran el Panel Intergubernamental de Cambio Climático han advertido que "los más pobres de los pobres" serán los más afectados por esta situación. "Las comunidades indígenas, que conviven directamente con la biodiversidad verán reducir cada vez más sus ecosistemas naturales. La pesca y el turismo disminuirán debido a la pérdida de especies, lo que implica también una disminución en el abastecimiento de la oferta ambiental para este tipo de actividades económicas", apunta el documento.

La Unión Mundial para la Naturaleza, advierte en un comunicado de prensa, que pese a que en algunos países de América del Sur se han dado importantes pasos para la conservación de su biodiversidad, hay muchas naciones que todavía no han hecho un esfuerzo muy incipiente para atacar este problema.

"Los países de América del Sur han preparado sus Estrategias y Planes nacionales de biodiversidad; dentro de marcos regionales como la Comunidad Andina de Naciones y el Mercosur también se han preparado Estrategias Regionales de Biodiversidad".

"Perú y Ecuador suscribieron la declaración Cuenta Atrás 2010 para detener la pérdida de biodiversidad, comprometiéndose a nivel internacional a perseguir las metas del Objetivo 2010 de la Convención de Diversidad Biológica (CDB)", dice el documento.

La organización internacional también resalta que Brasil "ha preparado a través de la Comisión Nacional de Biodiversidad la Resolución No. 3 sobre el Objetivo 2010. Así mismo, en todos los países se llevan a cabo innumerables iniciativas de la sociedad civil y proyectos de instituciones gubernamentales que persiguen la reducción de la pérdida de biodiversidad, tales como: el Programa de lucha contra la desertificación en Argentina; el Proyecto Ley sobre Residuos peligrosos impulsado por la ONG Observancia en Bolivia; el proceso de consolidación del Sistema Nacional de Áreas Protegidas en Uruguay; entre otras".

Pero la organización internacional advierte que aún queda mucho por hacer, porque se requiere "definir indicadores clave para la determinación de la reducción o no en la tasa de pérdida de biodiversidad; articular y coordinar iniciativas de conservación y uso sostenible de la biodiversidad con otros sectores involucrados como el sector privado o los ministerios de desarrollo y economía de los países; definir acciones prioritarias, que incluyan estrategias prácticas de implementación para la consecución del Objetivo 2010 de la CDB".

Advierte la UICN que "es necesario contar con el apoyo de cada organización y en especial de cada individuo para lograr reducir la pérdida de biodiversidad. Cada uno de nosotros tiene un papel en este proceso, evitando la presión sobre nuestros recursos naturales, reduciendo los efectos sobre el cambio climático y, en definitiva, manteniendo una actitud más responsable con nuestro ecosistema global. Recordemos que ahí radica la clave de nuestra supervivencia como especie y la que podamos brindar al resto de nuestro planeta".

Volver a la página principal
Publicar un comentario

Mis viajes por el mundo

BUENOS AIRES